19 de diciembre, jornada negra en Europa

Tres trágicos sucesos sacudieron ayer 19 de diciembre a Europa y el mundo. Un nuevo zarpazo del terrorismo islamista pone en jaque la seguridad mundial.

Los ataques en Ankara, Zúrich y Berlín tiñieron de sangre el 19 de diciembre.

El 19 de diciembre, día 353 del año, quedará registrado como un día poco usual, un día para no recordar. Se dieron a conocer tres situaciones diferentes, sin aparentes conexiones, pero con algo en común: sucesos violentos que enlutaron muchos hogares y alimentaron nuevamente el temor de estar frente a actos de atentados que podrían estar o no vinculados entre sí o simplemente guiados por un mismo espíritu: el terrorismo mundial.

El desarrollo de los trágicos sucesos

El maldito día se empezó a teñirse de negro con el asesinato a tiros del embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov, a manos de un policía turco, quien amparado por su credencial penetro en la sala de exposiciones y al grito de “esto es por Alepo disparó su arma mientras el diplomático ruso daba un discurso durante la realización de la exposición de fotos “Rusia vista por los turcos“. El atacante turco, de 22 años, vestía traje negro con corbata del mismo color y camisa blanca. Fue abatido en la sala tras el ataque por sus colegas.

En Zurich, en un centro de Oración Islámico, a las 17.31 hora local, se produjo el siguiente atentado, un hombre de unos 30 años quien vestía ropas de tonos oscuros y usaba un gorro abrió fuego a un grupo de creyentes hiriendo a tres hombres de 30, 35, y 56 años para luego lograr escaparse. Las autoridades han desplegado operativos para dar con el autor de los disparos. De igual forma se pudo conocer minutos después de este incidente, que en los alrededores del lugar específicamente en un río cercano, se encontró el cuerpo de una persona sin vida de la cual intentan conocer su identidad, y la posibilidad de estar relacionada en el atentado a los creyentes islámicos.

Y el último y más dañino ataque del día se produjo cuando caía la tarde en Berlín. En un famoso y abarrotado mercadillo navideño de la ciudad alemana se produjo la embestida de un camión de gran tonelaje, que había sido robado con anterioridad. En la cabina, un hombre muerto – el propietario del vehículo- y el terrorista, que consiguió darse a la fuga tras completar su misión.

Tras él, varios muertos y cientos de heridos. De momento, la policía alemana ha cifrado el número de muertos en 15 aunque los heridos ingresados – algunos en estado grave- podrían aumentar el dato. Pese a que en un principio se filtró la posibilidad de haber arrestado al autor del ataque, conforme pasan las horas y según la confesión del detenido se desvanece esta idea. Por ello, la policía alemana advierte que el terrorista puede seguir en libertad e ir fuertemente armado.

La policía alemana continúa con la investigación de los hechos y eleva la alerta terrorista ante un posible nuevo ataque. Otros países como España, Francia, Rusia o EEUU también blindan sus fronteras y extreman las medidas de seguridad de cara a las festividades navideñas.

Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: