Acuerdo global para reducir gases de efecto invernadero

5/5 (2)

200 países acuerdan en Ruanda su compromiso para reducir gases de efecto invernadero e ir frenando el actual cambio climático.

Nuevo acuerdo para frenar los gases de efecto invernadero.
Nuevo acuerdo para frenar los gases de efecto invernadero.

Nuevo paso de los gobiernos de 200 países tras la firma de un acuerdo histórico para eliminar gradualmente los hidrofluorocarbonos (HFC), gases empleados en los sistemas de refrigeración, espumas o aerosoles y que son aquellos gases de efecto invernadero que contribuyen considerablemente en el calentamiento global del planeta.

El acuerdo firmado en Ruanda es una enmienda a lo acordado en Montreal en el año 1987 y se espera poder evitar el aumento en medio grado de la temperatura global de la Tierra este mismo siglo. China y EEUU, las dos economías más potentes del mundo, han reafirmado su compromiso.

El acuerdo espera una reducción progresiva de los HFC para combatir el daño causado en la capa de ozono, que alcanzó su nivel máximo de destrucción en el año 2000. Desde entonces, se ha logrado reducir el ritmo de emisión en un 1% anual.

“No es frecuente tener la oportunidad de lograr una reducción de 0,5 grados mediante la adopción de un solo acuerdo global”, reconoció el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en su intervención tras la firma del acuerdo poniendo además en relieve la importancia y valor histórico del mismo.

Además de la reducción de los gases, se busca su sustitución ya que, los actuales gases de efecto invernadero aumentan y pueden producir un calentamiento entre cien y mil veces superior al dióxido de carbono.

La recuperación de la capa de ozono

El daño causado en la capa de ozono logró su máximo nivel en el año 2000. A partir de ahí, el trabajo y la concienciación de los gobiernos ha permitido su mejoría, aunque leve. Por ello, tras la firma de Ruanda, los países quedaron divididos en tres grupos con diferentes plazos para la reducción de los HFC.

En un grupo, Europa y EEUU con un objetivo de reducción del 10% para 2019; en otro, países en desarrollo que no aumentarán su uso para 2024 y en el último, otros tantos países con el mismo objetivo pero para 2028. Pasada esa fecha, comenzarán la progresiva reducción de los gases que emiten estos dos últimos grupos.

China y EEUU son un caso aparte ya que ambos suman prácticamente el 40% del total de emisiones pero su compromiso tanto con el acuerdo de Montreal como en el de Ruanda se mantiene firme.

Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: