El caso de censura a Maluma

5/5 (3)

Las viejas generaciones que crían hoy a las nuevas se rasgan las vestiduras cuando escuchan canciones como la que genera la polémica sobre la cual escribo

Maluma: Un artículo de Yolanda Domínguez en el Huffington Post ha desatado una polémica
Maluma: Un artículo de Yolanda Domínguez en el Huffington Post ha desatado una polémica

Vivimos en una aldea global en la que un hecho difundido por cualquier medio masivo de comunicación repica por doquier y tiene repercusiones inesperadas que podrían estropear la imagen de cualquier persona, máxime tratándose de un personaje.

A raíz de un artículo publicado por Yolanda Domínguez en el Huffington Post el 4 de diciembre del año en curso, se ha desatado una polémica en redes sociales, en medios de comunicación y en reuniones sociales, respecto a la posibilidad de censurar una canción del cantante colombiano de nombre artístico Maluma.

Ha sido tal la presión, que incluso congresos y asambleas legislativas de varios países han estudiado la posibilidad de imponer una prohibición y/o restricción a la difusión de ciertas canciones.

Las viejas generaciones que crían hoy a las nuevas se rasgan las vestiduras cuando escuchan canciones como la que genera la polémica sobre la cual escribo. En efecto, la canción interpretada por Maluma en asocio de otros dos cantantes contiene expresiones como éstas:

«La primera se desespera, se encojona si se lo echo afuera. La segunda tiene la funda y me paga pa’ que se lo hunda. La tercera me quita el estrés, polvo corridos siempre echamos tres. A la cuenta de una le bajo la luna pero ella quiere con Maluma y conmigo a la vez».
«Estoy enamorado de 4 babies. Siempre me dan lo que quiero. Chingan cuando yo les digo. Ninguna me pone pero».
«Dos son casadas. Hay una soltera. La otra medio psico y si no la llamo se desespera».

Es decir, una canción con contenido explícitamente sexual. De lo que se asombra la autora del artículo es del silencio cómplice de las adolescentes de hoy, que no levantan la voz para protestar y censurar el atropello, el insulto, la ofensa de la que están siendo víctimas, además de ser vistas como objetos sexuales por los hombres de hoy.

Censurar la libertad de expresión

Yo no voy a controvertir el artículo de la señora Domínguez, pero sí voy a exponer mi propio criterio al respecto, además de enunciar ejemplos de canciones que quizás escuchaban vuestros padres en español, y mi padre en inglés, que también ofenden y denigran a las mujeres sin que ellos jamás hayan levantado la voz para exigir la imposición de censura.

Pienso que censurar las letras de las canciones es censurar la libertad de expresión. Quien no quiera escucharlas, que no las escuche. Os recuerdo que la libertad de expresión también incluye la forma de uno vestirse, la forma de cortarse el cabello, el maquillaje, las expansiones, los tatuajes, etc.

A raíz del artículo de la señora Domínguez, esta semana me decían amigos de origen latino que el rock no tenía letras ofensivas hacia la mujer. Es porque no entienden inglés, aunque les guste la diversidad de géneros musicales derivados del Rock & Roll original. Les busqué un centenar de canciones que tratan a la mujer de whore, slut, hooker, bitch, streetwalker y más calificativos que algunas puedan pensar que son denigrantes y ofensivos. Les pregunté: ¿Dejarían de escuchar rock?

Yo me opongo a coartar la libertad de expresión, pero millones desean imponer una cultura musulmana en occidente en donde no haya libertad de expresión. La realidad sexual que se expresa en ese tipo de canciones no puede desconocerse y muchas chicas se gozan ese tipo de letras en un mundo que tiende a ser promiscuamente bisexual y al que ya no pertenecen muchos de nuestros mayores, quienes, además, piensan que muchos géneros musicales de hoy son estridentes o mero ruido.

Ofensas en inglés

Enuncio a continuación algunas de las canciones interpretadas en inglés que escuchaban nuestros padres y con contenido ofensivo hacia las mujeres:

  • Rape me, de Nirvana. Corta la letra, pero instiga a una violación.
  • I used to love her, de Guns N’ Roses. Instiga también a matar a la amada, porque prefiere verla sepultada en el patio de la casa a que esté “putiando”.
  • Brown Sugar, de The Rolling Stones. Ofende a una chica al suponer que la mamá trabajaba en un circo y se acostaba con chicos de 16 años y que ella debería hacer lo mismo.

Con esa música se embriagan en México vuestros padres

He puesto algunos ejemplos de canciones interpretadas en inglés, pero entiendo que la mayoría de los lectores hablan español. Así que enunciaré algunas canciones en este idioma que escuchan los padres de muchos de vosotros, no sin antes decir que en México y en algunos países de Centroamérica, caso Nicaragua, los legisladores y/o el gobierno piensan imponer censura al reggaetton.

Pero vamos al caso de México, en donde se rasgan las vestiduras pero han creado géneros musicales ramplones y cuyas líricas sí que ofenden a la mujer. Letras de canciones rancheras, norteñas, regional mexicana, etc. No olvidar que México es el país con mayor número de asesinatos de mujeres y ese flagelo no tiene origen en las personas que escuchan reggaetton. ¿O sí?

Ejemplos de esas canciones que escuchan ciertos políticos mexicanos que pretenden prohibir a Maluma y que se olvidan que son unos corruptos involucrados en negocios ilícitos con los carteles de la droga, con la explotación sexual y con la trata de personas:

  • Me dijo un amigo que escuchase una vieja canción mexicana interpretada por Antonio Aguilar y de nombre La Martina. La escuchamos y concluimos que es una relación de un hombre cuarentón con una quinceañera a la cual el hombre termina asesinando por infiel.
  • En el mismo sentido, una canción interpretada por José Alfredo Jiménez, la cual lleva por título Sonaron cuatro balazos, en la que el marido mata al amante de su mujer y le dice a ella que se salvó.
  • Y qué me dicen de la canción titulada El aventurero, del mismo Antonio Aguilar, la cual describe de forma brusca todas las mujeres que le gustan.

¿Y con cuál se embriagan en Colombia?

Con la misma, agregada a otros géneros musicales como el vallenato, de despecho, champeta y rock. Culturalmente son países muy parecidos. Ejemplos de canciones viejas y nuevas que escuchan en Colombia:

  • Dos mujeres, una canción interpretada por Alfredo Gutiérrez, en la cual fanfarronea de tener dos mujeres, que ello en el hombre no se nota, pero si fuera la mujer la que tuviera dos hombres, eso sí se nota demasiado. Abiertamente machista.
  • La Celosa, interpretada por Carlos Vives y en la que manifiesta que a la mujer se le debe mantener encerrada para que se conserve y para que sea complaciente.
  • El Serrucho, de Mr. Black. Solo habla de clavar, clavar y clavar a la mujer y de la cama que se desarma de tanto clavar y clavar. Doble sentido. Esta canción fue tema de una campaña publicitaria y éxito en España.

Argentina no es la excepción

En todos los países se cuecen habas. Canciones del tango y del ska argentino también denigran u ofenden a la mujer. Ejemplo:

  • Noche de reyes, de Carlos Gardel. Confiesa que mata a la mujer por infiel.
  • Margot, de Carlos Gardel. Expone a una trepadora que se prostituye para conseguir marido rico, mientras su pobre madre hace esfuerzos.
  • Amablemente, de Edmundo Rivero. Describe como mata de 34 puñaladas a una mina que tenía y que le era infiel.

Si en América Latina llueve, en España no escampa

Veamos algunos ejemplos:

  • Me gusta que me pegues, de Los Punsetes. Relata como a una mujer le gusta que le peguen y la arrastren por el piso.
  • Puta desagradecida, de Enrique Bunbury. Trata mal a la mujer y va a cargarse al mensajero.
  • Toda, de Malú, una cantante que se ofrece sexualmente en la canción

Como podéis inferir, estuve toda una noche escuchando todas estas canciones para, sucintamente, escribir este artículo. Solo escogí bandas y cantantes de cuatro países que, en mi opinión, son los más representativos del idioma español. Sería muy dispendioso escribir sobre cada país.

Entretanto, estuve observando al youtuber de nombre Zorman, un sevillano que ha levantado ampollas con su vídeo titulado Soy feminista moderna.

A pesar de lo que se escriba o de lo que se cante, reitero, me opongo a cualquier tipo de censura. Eso es propio de regímenes dictatoriales o confesionales como los que imperan en países musulmanes. Yo solo censuro las acciones violentas acompañadas de dogmas o adoctrinamientos. Una canción no es un dogma ni un adoctrinamiento. La religión sí lo es, y en nombre de todas las religiones se han cometido los crímenes más execrables en la historia de la humanidad.

Valora este artículo

Sobre Johnnie A Kerner

Colaborador. Trabajo como Paralegal y Traductor. Escribo en Inglés y en Español. Conozco la idiosincrasia de las personas de algunos países. Me gusta escribir sobre política, religión, salud, comportamientos antisociales, etc. No suministro información sobre mi vida privada por problemas de seguridad.
A %d blogueros les gusta esto: