Descubiertos tres planetas cercanos a la Tierra

Con la teoría a toro pasado, Michaël Gillon ha declarado que en vez de uno, ahora se tiene «¡un sistema completo de tres planetas!».

El Planeta Azul
El Planeta Azul

Parecía un día cualquiera en el Observatorio La Silla, en el chileno desierto de Atacama. También en Lieja, Bélgica, desde donde Michaël Gillon y su equipo trabajaban observando una de las tantas estrellas que cuelgan encima de nuestras cabezas. Era la 2MASS J23062928-0502285, una estrella «mucho más fría y más roja que el Sol y apenas más grande que Júpiter». TRAPPIST en mano, (Transiting Planets and PlanetesImals Small Telescope), el equipo de astrónomos estudiaba cómo esta estrella «enana ultrafría a tan solo 40 años luz de la Tierra», desaparecía a espacios regulares de tiempo, lo que indicaba que algún objeto u objetos se interponían entre ellos y la estrella. Analizando el caso con la precisión que da la ciencia, comprobaron al fin que, orbitando en su redor, tres planetas de dimensiones similares a la Tierra acababan de ser descubiertos.

La estrella 2MASS J23062928-0502285, que se encuentra en la constelación de Acuario, es, según el EOS (European Southern Obsservatory) «demasiado débil y demasiado roja para poder verla a simple vista o incluso con un telescopio de aficionado de gran tamaño». No obstante, la ventaja de ser una estrella de estas características, es decir, enana y ultra fría, es precisamente su debilidad. Y es que es su falta de intensidad lumínica lo que hace que el efecto que tiene la atmósfera de uno de sus tres planetas sobre la luz que a ellos llega desde la estrella, sea lo suficientemente grande como para ser detectado. En resumen, este tipo de estrellas orbitando un planeta cualquiera tienen todo lo que la búsqueda de señales de vida podría pedir.

Mercurio, Venus, Tierra… ¿y qué más?

Con este hallazgo la veda de la práctica queda abierta, puesto que es la primera vez que se demuestra que en torno a una de estas estrellas —de sobra conocidas, por otra parte, para los científicos— existen planetas en órbita. Cierto es que el trabajo de los astrónomos ha desembocado ya en el registro de cinco o seis planetas similares al nuestro, pero nunca antes se habían apuntado algunos tan cercanos.

También con este hallazgo, y por el romanticismo que envuelve el querer encontrar vida extraterrestre, se recupera de nuevo el infinito debate de las ventajas y los inconvenientes que tendría saber, por fin, que no estamos solos en el Universo. Así, en palabras de la estudiosísima astrónoma Julieta Fierro, «es muy probable que sepamos de ellos, y si ahorita empezamos a escucharlos con antenas de radio, podremos recibir señales muy rápido porque están tan cerca».

Valora este artículo

Sobre Virginia Mota

Virginia Mota
Coordinadora. Licenciada en Historia por la Universidad de Salamanca, donde además cursé un Máster en Gestión del Patrimonio Histórico y Artístico, aprendo cuando escribo, escribo cuando siento y siento cuando río.

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: