Descubren una nueva araña en las encinas españolas

Científicos españoles descubren una nueva araña – Cheiracanthium ilicis– en las encinas del centro de España.

Cheiracanthium ilicis, la nueva araña descubierta en las encinas españolas.
Cheiracanthium ilicis, la nueva araña descubierta en las encinas españolas.

La comunidad científica está de enhorabuena. A las especies ya conocidas, hay que añadir un nuevo descubrimiento animal. Se trata de una nueva araña, que recibe el nombre de Cheiracanthium ilicis y que ha sido descubierta por dos investigadores españoles.

La Cheiracanthium ilicis, de un centímetro de longitud y de color verde – a imitación de los brotes del roble-, ha sido encontrada en encinas aisladas en los bordes de los campos de cereales sitos en el centro del país lo que ratifica que el desarrollo animal sigue su curso lejos de las zonas en las que el ser humano ha intervenido directa o indirectamente.

Esta nueva especie de araña ha sido el resultado del trabajo llevado a cabo por los investigadores españoles Eduardo Morano, de la Universidad de Castilla y La Mancha y Raúl Bonal, de la Universidad de Extremadura. Su hallazgo ha visto la luz pública gracias al artículo publicado en la revista científica ZooKeys de Pensoft Publishers.

De las conclusiones de la investigación se deduce que la nueva especie de araña se encuentra tan solo en encinas (principalmente en la especie Quercus ilex) situadas cerca de los campos de cereales de la zona centro de España, zonas que quedan lejos de los antiguos bosques de roble que cubrían antaño buena parte de la Península Ibérica. En cualquier otro tipo de árbol, de momento, no hay constancia de su aparición.

El hecho de que tan sólo se hayan encontrado ejemplares de la nueva especia en los troncos y ramas de las encinas, ha llevado a los investigadores a bautizarla como Cheiracanthium ilicis, empleando la denominación “ilicis”- encina- en su nombre científico.

Además de su pequeño tamaño y coloración verde, la Cheiracanthium ilicis tiene piezas bucales proporcionalmente más grandes de lo que las suelen tener otras especies de su género como la araña Cheiracanthium mildei.

Una vez descubierta la existencia de esta nueva especie en las encinas españolas, el estudio de Morano y Bonal plantea la necesidad de conservar los árboles aislados en los paisajes agrícolas ya que no sólo son un refugio para organismos forestales comunes, sino también, como en el caso que nos ocupa, para la aparición de nuevas especies hasta el momento desconocidas como la Cheiracanthium ilicis.


Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: