Diseñan un camión que se monta por piezas en 12 horas

4.5/5 (2)

África es el destino del camión. Hasta allí quiere llegar para facilitar la vida en las poblaciones rurales menos accesibles

Se envía en una caja por piezas y se monta en el lugar del destino / Global Vehicle Trust
Se envía en una caja por piezas y se monta en el lugar del destino / Global Vehicle Trust

 

Se envía en una caja por piezas y se monta en el lugar del destino, en poco menos de 12 horas, sin tener que utilizar herramientas de maestro constructor y sin necesidad de dedicarse a la mecánica profesional. Además, sus fines tienen carácter filántropo. Por eso se ha diseñado para atender las necesidades que en las zonas rurales de África que vienen padeciendo desde que se recuerda.

El camión Ox, o furgoneta, ha nacido en el seno de la ONG Global Vehicle Trust. Su arquitecto debía estar estrechamente vinculado con el mundo de las cuatro ruedas, así que fue Gordon Murray, el mismo que dibujó el McLaren F1, quien trazó su esencia.

La idea de diseñar un vehículo resistente y barato se materializó con un chasis de acero y una carrocería de contrachapado o, lo que es lo mismo, con un utilitario ligero y fácil de transportar. Esos paneles dan cabida hasta a 13 personas y soportan una carga máxima de más de 2.000 kilos.

El Ox, diesel, no tiene líneas sinuosas ni un cuerpo aerodinámico. Esa no es la finalidad que el equipo de ingenieros lleva desarrollando desde hace un par de años. De haberse concebido así, el desembolso de dinero habría sido excesivo, borrándose, de ese modo, la premisa de construir un vehículo lo más barato posible, que es lo suyo. Por eso es un todoterreno plano de principio a fin, ventanas incluidas, que puede ser transportado en un camión de los de toda la vida. Hasta seis de ellos caben en un contenedor de mercancías.


Torquil Norman, fundador de Global Vehicle Trust, espera poder conseguir el apoyo económico necesario en el plazo de dos años. Está seguro de que se logrará, porque el Ox está íntegramente destinado a facilitar la vida a los africanos que la necesitan más que ningún otro. De hecho, han sido varias las ONGs que han mostrado interés en su producto después de que haya superado con éxito todas las situaciones en las que podría encontrase un todoterreno, llegando incluso a cruzar caudales de agua de hasta 80 centímetros de profundidad.

 

Valora este artículo

Sobre Virginia Mota

Virginia Mota
Coordinadora. Licenciada en Historia por la Universidad de Salamanca, donde además cursé un Máster en Gestión del Patrimonio Histórico y Artístico, aprendo cuando escribo, escribo cuando siento y siento cuando río.
A %d blogueros les gusta esto: