Doñana se muere por la sequía

5/5 (1)

Recuperar el Parque Natural de Doñana llevaría entre 30 y 60 años, lo que significa luchar contra los pozos ilegales, las plantaciones de fresas y el cambio climático

El cultivo de regadío tiene mucho que ver en la enfermedad de Doñana
El cultivo de regadío tiene mucho que ver en la enfermedad de Doñana

Doñana es el humedal más importante de toda Europa y refugio de cientos de especies de aves que cada año regresan de África a estas tierras del sur de España. 225.000 hectáreas desde 2010, que además engloban marismas, fauna variada y un sinfín de especies florísticas — hasta 4.000— que lo convierten en Reserva de la Biosfera, en Parque Nacional y Natural, y en Patrimonio de la Humanidad.

Calificativos tan relevantes como insuficientes a juzgar por el rítmico proceso de sequía al que se está viendo sometido el aquífero de Doñana.

Declaraba Juanjo Carmona, portavoz en Doñana de WWF, que el problema principal no está a simple vista. Lo hacía para aclarar que, aunque el Parque esté inundado en un determinado momento y debido a lluvias de importancia, las reservas del acuífero están al mismo nivel que en su época más baja. La gravedad del asunto está en que entonces, en 1995, las lluvias registradas fueron inferiores a las que cayeron durante el 2016. El caudal freático es más exiguo cada vez.

El hombre, principal culpable

El cultivo de regadío tiene mucho que ver en la enfermedad de Doñana. De hecho, están documentados en torno a un millar de pozos ilegales utilizados para estos fines. Carmona asegura que el crecimiento desorbitado de estos pozos está arruinando el Parque Natural, cuando debiese ser componente fundamental para su desarrollo.

Esto es debido al auge descontrolado del cultivo de regadío —fresas y arándonos en Huelva, arroz en Sevilla—, que ha hecho que muchos particulares hayan adquirido terreno público de Doñana.

Las guindas del pastel

La primera, la más que probable reapertura de la mina de Aznalcóllar, causante en 1995 de la mayor tragedia ecológica que ha conocido el Parque Natural, y de la que a día de hoy todavía se está recuperando. Quieren dragar el Guadalquivir para que barcos y naos de mayor tamaño sean capaces de llegar hasta el puerto de Sevilla, lo que supondría cambiar el curso del río.

La segunda, la intención de Gas Natural de crear un almacén de gas bajo las tierras del Parque que mantiene en pie de guerra a los ecologistas.

La Comisión Europea se ha dado cuenta de la deficiente gestión del agua en Doñana y del peligro que supondría el dragado del Guadalquivir. Por eso ha lanzado una seria amenaza a España: o lo arregla aquí o en el Tribunal de Justicia Europeo.

Valora este artículo

Sobre Aquí Actualidad

Aquí Actualidad
Equipo de redacción en aquiactualidad.com

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: