El auge de los comercios de moda asiática

5/5 (1)
  • Desde hace 10 años los escaparates de los comercios de moda china aumentan a una velocidad vertiginosa.

  • Ofrecen unas condiciones estéticas parecidas a las de marcas de moda low cost, aunque distinta calidad.

  • En los últimos meses la mayor parte de estos negocios se han lanzado a abrir tienda on-line.

El auge de los comercios de moda asiática en Madrid.

Los amantes de la moda de la capital habrán notado que desde hace algunos años las tiendas chinas se han ido haciendo hueco en el comercio textil de la ciudad. Una proliferación que se ha dado especialmente durante los últimos cinco años en Madrid y que poco a poco ha ido traspasando fronteras, apoderándose de una parte importante de la industria de la moda en España.

Se trata de prendas ‘low cost’, a unos precios mucho más bajos de lo que estamos acostumbrados. Tiendas a las que muchos habrán acudido en busca de alguna ganga. Y no es solo una tienda; los empresarios chinos han creado su propia red con multitud de marcas, con nombres que llaman la atención y que van subiendo peldaños poco a poco.

Como en la industria de la moda siempre ha habido categorías, en estas tiendas también hay distintos rangos, desde la que se centra en la producción de complementos, pasando por la que se especializa en la producción de zapatos y bolsos y encontrando también las que presentan unos diseños de moda y una estética en sus locales que parecen sacados de otras conocidas marcas.


Internet, redes sociales y ‘blogeras’ de moda, puntos clave para su éxito

Si algo poseen estos comercios es una buena gestión en internet, cuentan con página web de venta online en la que no cobran los gastos de envío y poseen páginas en la mayoría de las redes sociales en las que muestran sus últimos diseños. Lo emplean como medio de publicidad donde anuncian las ofertas y promociones. Instagram es la plataforma en la que más éxito y respuesta de los clientes tienen ya que invitan a los usuarios que compran en sus tiendas a mostrar fotos de los productos adquiridos utilizando un #hashtag con el nombre de la tienda.

En los últimos dos años el caché de estos comercios ha ido en aumento, cosechando oleadas de seguidores. Muchos de ellos han descubierto estas tiendas gracias al ‘fenómeno blogger’, es decir, al no contar con anuncios en la televisión y demás medios, se han asegurado de tener visibilidad en la red. A raíz de esto pagan a muchas de estas chicas de moda para lucir sus diseños y publicarlos en sus respectivos blogs, una forma de promocionarse muy efectiva.

Las tiendas y las prendas

El éxito reside según afirman los dueños de muchos de estos comercios en la esencia del espíritu de trabajo de los asiáticos. La mayor parte de ellos son creados y gestionados por empresarios chinos. Se trata de negocios familiares en los que se prefiere vender franquicias a ciudadanos chinos como ellos, en lugar de a españoles. La iluminación, la colocación de la ropa, la decoración… todo está calculado al milímetro para asegurar el mayor número de ventas.

En cuanto a las prendas, las obtienen de proveedores chinos y la mayor parte de las fábricas las tienen en Italia, en un pueblo toscano llamado Prato a pocos kilómetros de Florencia. Allí poseen un Chinatown que nada tiene que envidiar al de Nueva York o Londres.

Es una ropa que se diseña y se produce a gran velocidad tomando como patrón las colecciones de los diseñadores de renombre y los diseños de las tiendas ‘low cost’ más populares en nuestro país. El objetivo es hacer llegar a los negocios estas prendas lo más rápido posible y ofrecerlas al cliente a unos precios muy bajos. Se trata de moda de donde, según cuentan algunos trabajadores, no se invierte mucho en calidad.

Valora este artículo

A %d blogueros les gusta esto: