El Gobierno de Qatar, sospechoso por espionaje a Amnistía Internacional

5/5 (1)

El gobierno qatarí obtendría mediante ciberataque información privilegiada sobre los activistas que intentan poner freno a su gran obra futbolística de 2022

Según Voiceless Victims, para 2020 habrían perdido la vida al menos 4.000 trabajadores | KasunChamara
Según Voiceless Victims, para 2020 habrían perdido la vida al menos 4.000 trabajadores | KasunChamara

Aunque parecía que la ONG Voiceless Victims hacía honores a sus siglas, Amnistía Internacional ha denunciado que no es oro todo lo que reluce. De hecho, se asegura que la primera habría sido creada como tapadera de un supuesto espionaje para obtener datos privados tanto de la otra oenegé como de sus trabajadores.

En sus comienzos allá por el 2015, momento de su fundación, Voiceless Victims pidió con toda la fuerza del mundo que se cancelase el Mundial de Qatar por los elevadísimos costes humanos que supondría su puesta en funcionamiento. Un vídeo viral denunció que de seguir con los preparativos, para 2022 habrían perdido la vida al menos 4.000 trabajadores o, lo que es lo mismo, cada partido habrá costado en esta fecha la vida a 62 obreros, la mayoría inmigrantes e indocumentados.

No se trata de amateurs

Todo parecía normal, incluyendo 6.000 seguidores en Facebook y buena prensa, hasta que Amnistía Internacional recibiese estos días pasados un correo de Voiceless Victims que contenía links asociados a webs de espionaje. Las alarmas de los sistemas informáticos saltaron, y también las del equipo humano.


Pero había algo que no cuadraba y Amnistía Internacional decidió investigar más a fondo. En un informe emitido por la ONG se pone como ejemplo una publicación de Voicelles Victims que describe un supuesto viaje a África:

«La descripción estereotipada de los niños africanos y la falta de sustancia en esta publicación sugieren que no servía para nada más que para convencer de que Voicelles Victims era una organización real de trabajo en temas relacionados con los derechos humanos».

En resumen, AI llegó a la conclusión de que en las redes sociales, Voicelles Victims reducía a generalidades contenido de vital importancia, «incluidos los refugiados, el trabajo infantil y los derechos de las mujeres».

El ciberataque ha sido clasificado por Gérome Billois, un experto en seguridad informática, como «bastante sorprendente y ha contado con medios sofisticados. No se trata de amateurs».

¿Culpables? Hipótesis, como en todo. La primera, la que culpa al enemigo de Qatar por excelencia, es decir, el Gobierno de los Emirados Árabes Unidos (EAU); la segunda, alguna multinacional que pretende enriquecerse; la tercera y más probable para los principales implicados, el gobierno qatarí, que obtendría información privilegiada sobre esos activistas que intentan poner freno a su gran obra futbolística de 2022.

Valora este artículo

Sobre Aquí Actualidad

Aquí Actualidad
Equipo de redacción en aquiactualidad.com
A %d blogueros les gusta esto: