El futuro de Europa depende de Italia

5/5 (1)

El tablero está en movimiento: las piezas ya se han desplazado en el Reino Unido, Colombia y Estados Unidos; mañana le tocará mover ficha a Italia con su referéndum constitucional

Referéndum en Italia. | Fuente: FUNCAS.
Referéndum en Italia. | Fuente: FUNCAS

 

El año 2016 ha estado marcado por referendos y votaciones sorprendentes como es el caso del Brexit en Reino Unido y las elecciones de Estados Unidos. Sin embargo, con todos los pronósticos en contra, el impacto inmediato ha sido desigual en los mercados, si bien se han conseguido calmar después de la tormenta.

Aun así, la incertidumbre es más que una realidad: el Brexit todavía está buscando una hoja de ruta para llegar a su verdadera activación el próximo año, y desconocemos las medidas que tomará Donald Trump al frente de la presidencia de EE.UU. ¿Sus ideas serán tan descabelladas como prometía?

El verdadero riesgo de Europa está en Italia

Pero la preocupación aumenta con la decisión que puede tomar Italia sobre la reforma constitucional este domingo. Según FUNCAS, el resultado electoral puede sorprender a muchos, aunque ya empezamos a estar acostumbrados después de los acontecimientos pasados. El verdadero riesgo de Europa está en Italia.  La bota italiana tiene problemas para realizar cualquier intento de reforma y su estructura política está tan fragmentada, que cualquier acuerdo en el Gobierno es un milagro.

El problema económico que supone el referéndum de Renzi es que no se ha configurado como una consulta sobre las reformas, sino como una moción de confianza al propio Primer Ministro. Si el resultado fuera negativo para Renzi se vería obligado a dimitir, de manera que daría paso a unas elecciones anticipadas y la consecuente subida de los partidos de la oposición que, entre otras cosas, son partidarios de una salida de Italia de la Unión Monetaria.

El condimento es una crisis bancaria de grandes dimensiones cuya evidencia es palpable desde hace tiempo sobre el telón de fondo político. Para los que aspiran a hundir el euro, una nueva oportunidad. Sin duda, todo esto recuerda mucho al Brexit. Por eso, el BCE ha advertido de las posibles sacudidas que pueden experimentar los mercados después del 4 de diciembre.

El banco central posiblemente redoblará su apoyo al bono italiano, cuya rentabilidad se ha incrementado en las últimas semanas. Cuatro días después del referéndum (8 de diciembre) está prevista una reunión del Consejo del BCE donde podrían tomarse nuevas medidas.

Aunque todavía hay cabida para la esperanza. Matteo Renzi podría no dimitir, a pesar de haber convertido el referéndum en una apuesta personal. Un sustituto eficiente, si fuera el caso, proporcionaría algo continuidad a Italia. Una elección adelantada sucumbiría en fracaso en medio de una explosión de la crisis bancaria.

Después de que Italia haya movido fichas, le tocará el turno a Francia y a Alemania el año que viene.

Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: