La Torre Eiffel sigue cerrada por la huelga de sus trabajadores

5/5 (2)

La huelga no ha impedido que la Torre Eiffel apague sus luces como apoyo a los habitantes de Alepo, una de las ciudades sirias más castigadas por la guerra

La Torre Eiffel permanece cerrada por tercer día consecutivo
La Torre Eiffel permanece cerrada por tercer día consecutivo

Por petición de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en la tarde del miércoles 14 de diciembre se apagaron de forma simbólica las luces de la Torre Eiffel para manifestar el apoyo de París a los habitantes sitiados en la ciudad de Alepo, Siria.

Esta medida simbólica puesta en práctica en un monumento sobre el que tiene sus ojos el mundo entero se realiza con el objetivo de lograr la toma de conciencia por parte de la comunidad internacional sobre la necesidad de actuar frente a la situación en Siria, y denunciar la insoportable situación vivida por los habitantes de Alepo, ciudad duramente castigada por los bombardeos

Las luces se apagaron desde las 20:00 horas, haciéndose el corte extensivo a toda la noche. Tampoco se produjo el parpadeo o scintillement tan característico de la iluminación que se produce por un sinnúmero de bombillas encendiéndose y apagándose de manera intermitente. Las luces de la Torre Eiffel son una de las características más notables del perfil de la capital francesa, y suman el 9 por ciento de los 7.000 megavatios que la estructura consume por hora.


300 trabajadores en huelga

Esta medida de la Alcaldía fue apoyada por la Sociedad SETE, que tiene la explotación de los servicios de la Torre Eiffel, aun cuando en estos días la mencionada empresa mantiene un conflicto debido a un movimiento social del personal. Por este motivo, la torre permanece cerrada al público desde el martes 13 de diciembre. Según la alcaldesa de París, que el personal esté actualmente e huelga no tendrá incidencia en la iniciativa del apagón.

Alrededor de 300 trabajadores mantienen una huelga acusando a SETE de falta de transparencia y de diálogo con ellos. Alegan también que representantes de sus empleados no han sido recibidos por la empresa.

Según el sindicato que los agrupa, los trabajadores no han sido escuchados en sus reclamos, muy especialmente los requerimientos sobre las medidas a tomar para el buen funcionamiento del operativo de pintura del monumento —proyectado por la empresa para el próximo año—, y sobre las que no se ha logrado llegar a un acuerdo.

Estas diferencias vienen generando sucesivas huelgas en los últimos meses, perjudicando notablemente no solo a la empresa, sino también a los más de 6000 visitantes diarios que pasan por la construcción.

La Empresa Torre Eiffel a través de Twitter ha explicado las razones del cierre del monumento y pedido disculpas a los miles de turistas perjudicados por la medida de fuerza del personal.

Valora este artículo

Sobre Marta Arabia Toscanini

Coordinadora. Docente. Periodista por vocación y siempre dispuesta a investigar. Escritora de relatos breves. Apasionada por la Gestión Cultural, Atenta al movimiento "me gusta el mate sin trabajo infantil", participando en "Ni una menos" en contra del femicidio.
A %d blogueros les gusta esto: