Un paseo por la Feria del Libro de Madrid

Cientos de personas pasean entre libros por el paque del Retiro.
Cientos de personas pasean entre libros por el parque del Retiro.

 

Era el mediodía del domingo 5 de junio. La salida de metro de Retiro vomitaba incesantemente gente. La multitud por el estrecho pasillo que da salida al parque hacía complicado andar. Los papás con los carritos de los niños en brazos lo hacían aún más difícil y los pequeños escalones y desniveles del trayecto no facilitaban el tránsito.

Nada más entrar en el parque, al ambiente festivo de cada domingo se le añadía que en el paseo de coces se celebra la 75º Feria del libro.

En el templete de música junto al ingreso una orquesta amenizaba la mañana a los miles de madrileños que se perdían por los frondosos paseos del parque. Unos metros más caminando en paralelo a la populosa calle de Alcalá hasta llegar al paseo de coches, lugar donde desde hace años se implanta la FLM: 367 casetas, 479 expositores, 26 organismos oficiales, 10 distribuidores, 63 libreros especializados, 56 libreros generalistas, 177 editores de Madrid y 147 de otros lugares, esos son los fríos números de esta edición. Pero la parte humana la ponían los autores con sus firmas de ejemplares.

Pasear por el angosto camino entre las dos filas de casetas en algunos momentos era tarea ardua, cientos de personas se introducían en el paseo con la idea de encontrar lecturas interesantes y reencontrarse con algunos autores. En muchas ocasiones esto se realiza en familia, como una actividad de domingo conjunta. Entre casetas, músicos espontaneos amenizan el paseo dominical.

Una de las primeras firmas que llamaba la atención es Luz Gabás, (Palmeras en la Nieve y Regreso a tu piel). La autora charlaba amistosamente con una lectora que, casualidad, se había cobijado bajo las agradables sombras del Retiro para sumirse en la lectura de Palmeras en La nieve y se acercó para que se lo firmase. A continuación, una lectora seguidora de la autora en redes sociales, entablaba animada y cariños charla sobre la película basada en la novela, todo un acto de cercanía de autora y lectores.


Unos metros después, en la caseta de la librería Berkana, que se dedica a dar a conocer libros de contenido LGTB, estaba Lucía Etxebarría. A su lado, la joven escritora valenciana Eley Gray firmaba por primera vez en Madrid, con motivo de la presentación de su segunda novela, “Todas estas Locas”. Entablé conversación con ella.

P.- ¿Qué piensas sobre la necesidad de que exista una literatura LGTBI?
R.- Bueno, mientras exista la discriminación por opción sexual, creo que debe existir una etiqueta, se debe de hacer un sobreesfuerzo, aunque a veces puede llegar a ser contraproducente.
P.- Tu segunda novela, “Todas estáis Locas”, ¿a que público va dirigida?
R.- Es una novela generalista, dirigida a todos los públicos y apta para todas las edades, eso es algo de lo que me preocupé mucho a la hora de escribirla.
P.- ¿Qué sientes, como autora, al estar firmando ejemplares en una feria tan importante como LFM?
R.- Es mi primera firma aquí, aunque ya había firmado en mi tierra. Es algo increíble, difícil de expresar cómo me siento.

Caminando entre las casetas, sorprende ver como las firmas más populares están protegidas por vigilancia. Colas de decenas de personas a las que estos agentes de manera ordenada dan paso a la firma. Así un amplio elenco de escritores de todos los géneros se van sucediendo: académicos de la lengua como Antonio Muñoz Molina o Javier Marías, los ex-presidentes de la comunidad de Madrid, Joaquín Leguina o Esperanza Aguirre, el popular presidente cántabro Miguel Ángel Revilla, el periodista de investigación y misterios Francisco Pérez Abellán, los mediáticos Jesús Cintora, Raquel Sánchez Silva, Mario Vaquerizo o Marta Torné, el popular escritor de Planeta de novela romántica juvenil, Blue Jeans, o los más clásicos y ya consagrados como Maxím Huerta, Manuel Vicent, Eduardo Mendoza, Eduardo Mendicutti, Juan José Millas, Matilde Asensi o Almudena Grandes.

A falta de una semana para finalizar esta 75º FLM los expositores, según comentaba uno de ellos, tienen un objetivo por cumplir: mejorar los resultados del año anterior.

Este es un certamen que los amantes de los libros no se pueden perder. Su contenido y el continente, el parque del Retiro, forman un conjunto que invita a ello.

Valora este artículo

Sobre Adolfo Pascual Mendoza

Adolfo Pascual Mendoza
Redactor.
A %d blogueros les gusta esto: