Las mafias de ocupas piden un rescate para desalojar las casas ajenas

5/5 (2)

Una nueva variante de ocupación ha llegado a nuestro país. Se trata de las mafias de ocupas las cuales no solo se instalan en casas ajenas sino que piden un rescate a los propietarios para abandonarlas.

Las nuevas mafias de ocupas se instalan en nuestro país.
Las nuevas mafias de ocupas se instalan en nuestro país.

Las casas, ya sean inhabitadas o vacías porque los dueños estén ausentes, son un objetivo prioritario para los ocupas. Eso siempre ha sucedido así. Lo llamativo es que las mafias de ocupas no solo se instalan en casas ajenas sino que ahora, además, piden un rescate a los propietarios para desalojarlas. La suma económica se mueve en una horquilla desde los 300 a los miles de euros.

Y este negocio de la ocupación no tiene fácil solución. Primero porque la Policía se ve atada de pies y manos para desalojarles, (a no ser que los pille entrando en la vivienda) ya que, una vez dentro y cambiada la cerradura, les ampara la inviolabilidad del domicilio, aunque sea un domicilio ajeno. Además, los propietarios o dueños de la vivienda quedan también privados de poder ingresar en la misma o cortar los suministros de agua y luz ya que cometerían delitos penados por ley. Además, los trámites judiciales que determinen de manera obligada el desalojo se puede prolongar meses incluso años, si acaba en la vía penal.

Al no tratarse de ocupas de ocasión, sino de bandas organizadas, conocen a la perfección la legislación y utilizan los resortes del derecho a la vivienda para llevar a cabo sus ocupaciones. Los vacíos legales y la lentitud de la justicia son sus mejores aliados.

De toda España, Cataluña es la comunidad en la más casos se han registrado llegando a catalogarse la situación como “una cuestión altamente preocupante ya que ha crecido enormemente hasta un 15% más. No se trata, además, de casos por necesidad, sino para extorsionar a los propietarios. Estas actuaciones están protocolizadas, tienen sus propios abogados, saben qué casas les conviene o no ocupar, conocen a los propietarios… Al final el dueño de la vivienda se queda sin derechos y es él el que tiene que demostrar que es suya”, afirma alertado Joan Ollé, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad de Cataluña.

La denuncia por extorsión de los propietarios tampoco implica un desalojo más rápido que si no la hubiese. “Denuncias el chantaje y la extorsión, pero sigues sin recuperar la posesión. Al final todo conduce a que la gente termine pagando”, señala resignado Toni Garriga, representante del Colegio de Agentes de la Propiedad de Girona.

Consecuencia de la multiplicación de casos, empresas privadas han visto una nueva oportunidad de negocio, ofreciendo sus servicios como intermediarios con los ocupas. Las prácticas de este tipo de empresas ha suscitado muchas críticas e incluso el Observatori de Drets Econòmics i Socials ha llegado a denunciarlas por supuestos métodos intimidatorios.

Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR
A %d blogueros les gusta esto: