Las mejores ciudades del mundo para viajar en Navidad

5/5 (2)

La navidad siempre es una buena época para viajar y conocer nuevas ciudades, llenas de tradición cultura. Aquí te dejamos nuestra propuesta por el mundo.

Una Navidad muy Jingle Bells

Una Navidad muy Jingle Bells.
Una Navidad muy Jingle Bells.

 

Predecible, ¿no? Pero es que a quién no le gustaría viajar a Nueva York… Y aunque ya hayas estado siempre desearías volver por navidad. Es la ciudad perfecta para sentir que vives tu propia película americana sobre la navidad. Y aunque Nueva York sea todo un clásico, patinar sobre hielo con los rascacielos de fondo resulta una actividad de lo más apetecible. Los escaparates de las tiendas se llenan de magia navideña y la noche neoyorquina resulta todavía más irresistible, acompañada del ya mítico villancico, el Jingle Bells. En Navidad, Nueva York conquista por sus tradiciones y por engalanarse para estas fechas tan especiales.

Sé el primero en despedir el año

Se el primero en despedir el año.
Se el primero en despedir el año.

 

Sidney resulta muy apetecible en esta época del año por su buen tiempo con temperaturas que rondan los 30º y por ser la primera ciudad del mundo en celebrar el Año Nuevo. Y qué decir del magnífico espectáculo que se celebra en las playas de Bondi Beach, protagonizado por los Santa Claus más atrevidos del planeta donde se les puede ver cogiendo olas ¡como si se trataran de auténticos surfistas! Sidney ofrece una navidad diferente llena de actividades, todas ellas muy divertidas.

Medellín, una ciudad que deslumbra

Medellín, una ciudad que deslumbra.
Medellín, una ciudad que deslumbra.

La ciudad de Medellín, en Colombia, es considerada como una de las diez ciudades con los alumbrados más bonitos del mundo. Y es que la ciudad no escatima en luces, llegando a colocar por todo Medellín hasta 27 millones de bombillas. Para los más sensibles: no olvidarse de unas buenas gafas de sol, por si acaso.

Oh Blanca Navidad…

Oh Blanca Navidad…
Oh Blanca Navidad…

 

Como dice la canción así podemos definir Québec por estas fechas. Durante el mes de diciembre, la ciudad se engalana con una espectacular alfombra blanca y cristalina, producida por las intensas nevadas que se convierten en el pan de cada día por esas fechas. Ahí, los villancicos se cantan en dos idiomas, inglés y francés, y en los mercados navideños se puede disfrutar de los riquísimos manjares de Québec.

Despide el año a ritmo de Samba

Despide el año a ritmo de Samba.
Despide el año a ritmo de Samba.

 

Para los que no lo sepan, Río de Janeiro tiene el árbol más grande del mundo, concretamente este árbol se encuentra en la laguna de Rodrigo de Freitas. La alegría y la diversión tan característica de esta ciudad y es lo que cualquiera puede necesitar para estas fechas tan melancólicas. Río de Janeiro se convierte así en la elección perfecta para unas navidades de lo más animadas.

Una navidad de cuento

Una navidad de cuento.
Una navidad de cuento.

 

Sin duda, Alsacia se puede considerar la capital de esta festividad. Sus pueblos parecen sacados de un cuento navideño como Estrasburgo, Colmar, Eguisheim o Riquewihe. Si realmente te gusta la navidad, este es tu destino para esa época del año que no te puedes perder.

Una Navidad en la playa

Una Navidad en la playa.
Una Navidad en la playa.

 

Porque no puede haber mejor plan para despedir el año que hacerlo de lo más relajado, dándote un bañito en las playas paradisíacas de agua cristalina y arena blanca de Tailandia. Este es uno de los destinos más aclamados por estas fechas, coincidiendo con la temporada alta de Tailandia así que lo único ‘pero’ que le podemos encontrar a este destino es que las playas suelen estar repletas de bañistas tumbados al sol.

Valora este artículo

Si te ha gustado,
¡compártelo!








Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: