Lo que la paz en Colombia no podrá evitar

5/5 (1)
  • Colombia está dividido por el temor a dejar impunes los actos sangrientos, y la vuelta al conflicto armado, pero esta vez más radicalizado.

  • Los colombianos afectados, aprendieron que nada sera mejor que no tener que vivir mas con la zozobra de las Guerrillas armadas, y las Auto defensas.

Colombia busca afianzar el proceso de paz tras a firma del acuerdo definitivo.
Colombia busca afianzar el proceso de paz tras a firma del acuerdo definitivo.

El premio Nobel de la Paz 2016, sorprendió a propios y a extraños en Colombia, y al mundo entero cuando el presidente Juan Manuel Santos fue escogido para este premio. Santos quien venía desde el 2011 retomando el proceso de diálogo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de una manera si se quiere ‘secreta’ logra avances en este campo, pero no sería sino hasta septiembre 2012, cuando lo asume de manera oficial ante la opinión publica con los adelantos obtenidos en materia de encuentros con la organización guerrillera de las Farc, y su representante alias ‘Timochenko’ Timoléon Jiménez, y la inclusión de los países que apoyarían este proceso de paz como lo son (Cuba, y Noruega).

Desde entonces ha sido una ardua lucha por converger en los puntos que pudieran dar un común acuerdo que no afectase tanto el proceso mismo de deposición de las armas como la opinión de los colombianos al intentar entre algunas cosas, insertar en la vida pública del país a este grupo de guerrilleros hasta este momento, a partir de un acuerdo definitivo, como civiles que incluso pudieran competir por cargos políticos al servicio del país.

Es ese el punto más conflictivo para todos los involucrados, siendo la carga mayor para los colombianos, quienes ante la opinión por un lado de los llamados defensores del “no”, los expresidentes Álvaro Uribe Vélez, y Andrés Pastrana como figuras determinantes, y del otro extremo los del “sí”, teniendo como protagonista al propio presidente Juan Manuel Santos, se debate una parte del país entre otorgar impunidad ante los hechos protagonizados por estos grupos guerrilleros armados como las Farc, y el Eln, quienes durante años llevaron a cabo actuaciones violentas, y por el otro extremo del conflicto los colombianos que han sido, y son víctimas directas de los ataques liderados por los grupos armados involucrados en este proceso de paz, quienes en un acto de verdadero dolor desean que se le ponga fin a estos enfrentamientos, pasando por alto de ser posible las actuaciones de estos grupos guerrilleros.

Y ellos, las víctimas colombianas de esta lucha armada que han visto morir a sus seres queridos, familiares, amigos, y conocidos, se han apartado de la justicia! No, para ellos esto va mas allá de una justicia que les ha sido esquiva durante años.

Si lo ven, y lo intentan sentir a través de los colombianos, se encontraran que más allá de entender si hay una intención personalista del presidente Santos con el proceso que adelanta, o si por el contrario el ‘uribismo’ intenta sacar partido a su favor en todo esto, o en un tercer término si las guerrillas buscan salir libradas de sus fantasmas con un saldo muy conveniente a su favor, se encontraran que en medio de este dolor causado por este conflicto armado unos aprendieron que nada será mejor que no tener que vivir mas con la zozobra de las guerrillas armadas, y las auto defensas a toda costa, y otros en cambio que no puede dejar impune lo que comenzó como una defensa o lucha armada, y terminó siendo mas peligroso que la razón misma por la que vieron nacer la causa.

Colombia aún no está libre de enfrentamientos, es más, se impone un criterio que logre dar con la formula que de a todos la certeza de estar por el mejor camino en este proceso de paz. Que sus protagonistas den un paso adelante en la verdadera y única manera de lograr un acuerdo, bajar la mirada y reconocer los errores cometidos, y comprometerse no con palabras o promesas, sino con hechos palpables la intención de saldar las cuentas pendientes, esto va para todos los involucrados: guerrillas, militares, policías, políticos, y ciudadanía en general. Este es el sentir que la mayoría colombiana desea ver como el desenlace a este proceso de paz.


Valora este artículo

Sobre Ricardo Jose

Ricardo Jose
Colaborador. Escribir es un arte sin escuela, espontaneo y relajante, pero solo cuando lo haces para un publico, encontraras la verdadera razon de hacerlo!
A %d blogueros les gusta esto: