Los impresionantes beneficios de dormir con un ajo bajo la almohada

5/5 (3)

Muchos son los beneficios que el ajo tiene para la salud pero, ¿por qué debemos colocar uno debajo de nuestra almohada?

El olor del ajo es característico y para muchos poco agradable, pero sus beneficios son numerosos.
El olor del ajo es característico y para muchos poco agradable, pero sus beneficios son numerosos

Que España huela a ajo no tiene por qué ser algo negativo. Al menos a juzgar por los beneficios que confiere el poner uno de sus dientes bajo la almohada.

Además de ser uno de los ingredientes básicos en la mayor parte de las recetas de cocina, y no solo a nivel patrio, el ajo es rico en vitamina D, sodio, magnesio y potasio, minerales esenciales para el buen funcionamiento del nuestro organismo.

Aunque es consumido en pequeñas cantidades, el ajo, por su significativo aporte de hidratos de carbono, también se presenta como un alimento que potencia el rendimiento físico.

Por esto, también es propicio en el alivio sintomático de algunas de las infecciones que más afectan al ser humano, así como para combatir los problemas que afectan al sistema respiratorio. Por antioxidante y antiiflamatorio, el allium sativum se presenta como un buen apoyo para enfrentar los problemas cardiovasculares.

Además, actúa de regulador de la presión arterial, y por sus propiedades diuréticas evita la retención de líquidos.

¿Por qué hay que colocarlo debajo de la almohada?

En las noches, especialmente en aquellas que nos cuesta conciliar el sueño, el ajo relaja ayudando a hacer que el descanso nocturno sea más agradable. Esto se debe al sulfuro y a su olor, que actúan como bálsamos naturales.

El aroma del allium sativum es característico y para muchos poco agradable, pero sus beneficios son numerosos. Así, otro compuesto importante que permite el equilibrio de la mente es el cinc. Al ser rico en este elemento, la acción de colocar un ajo bajo la almohada desemboca en una sensación de seguridad, convirtiéndose en el mejor aliado natural para hacer frente al temido insomnio.

Al alba, una vez concluida la jornada nocturna, aquel que duerme con un ajo bajo la almohada renueva sus energías pudiendo así afrontar la jornada con mayor control y más positividad. Más aún si antes del desayuno uno se toma un diente pelado.

Valora este artículo

Sobre Aquí Actualidad

Aquí Actualidad
Equipo de redacción en aquiactualidad.com

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: