Los pepinos son para el verano

5/5 (2)

El binomio propiedades-precio de los pepinos convierte a esta hortaliza en una de las más consumidas.

Los beneficios de los pepinos.
Los beneficios de los pepinos.

 

Además de ser un remedio para tratamientos faciales, los pepinos son una importante fuente de salud. Su consumo proporciona diversos beneficios que detallaremos a continuación.

Esta verde hortaliza pertenece a la familia de las cucurbitáceas como el melón, los calabacines o las calabazas. Entre todas las especies existentes, los cucumis sativus son los más consumidos.

Composición y beneficios de los pepinos

El pepino se compone, esencialmente, de agua por lo que su aporte de calorías y grasas es prácticamente nulo. De ahí que sea uno de los elementos más presentes en las dietas. Sin embargo, destacan por su aporte vitamínico, esencialmente de vitamina A, B, C y E así como minerales tales como el potasio, el hierro, el calcio, el fósforo o el magnesio.
Entre sus beneficios, como ya hemos citado anteriormente, el pepino constituye uno de los mejores remedios para tratar la piel gracias a su alto porcentaje en agua (96%), su aporte de vitamina C, E y sus aceites esenciales que ayudan a la hidratación y la suavidad de la piel.

Además se presenta como una alternativa natural para las quemaduras solares, la piel seca, la dermatitis o los eczemas. Esto se debe a que uno de sus componentes es la sílice, un mineral con la capacidad de fortalecer y regenerar los tejidos conectivos del cuerpo como los músculos, los ligamentos, los tendones, los cartílagos e incluso los huesos.

También puede emplearse como un colirio natural o como solución antiedermatosa para ojeras o bolsas gracias al ácido ascórbico y al ácido cafeico que contiene. Además es una importante fuente de fibra, magnesio y potasio que favorece la reducción de la presión arterial en nuestro sistema cardiovascular.


A nivel intestinal también ofrece numerosos beneficios. La ingesta de pepino nos ayuda a la expulsión de gusanos intestinales y de tenias, además de reparar la mucosa intestinal mediante la regulación de la flora lo que ayuda a la limpieza de los intestinos gracias a la acción de la erepsina. Además puede actuar como un magnífico y eficaz depurativo que nos facilita la eliminación del ácido úrico y las toxinas del organismo así como evitar la retención de líquidos.

Como todo, y los pepinos no iban a ser una excepción, también presenta contraindicaciones en relación directa a sus beneficios. Por ello, no se aconseja su consumo a personas con diarrea, estómago delicado o con tendencia a los gases. Además, debido a sus propiedades diuréticas, no conviene consumirlo en exceso en un mismo día pues puede causarnos un cuadro de deshidratación al bajar nuestros niveles de agua corporal.

Valora este artículo

A %d blogueros les gusta esto: