¿Se hace lo suficiente en la lucha contra el acoso escolar?

5/5 (1)

Al parecer, en algunos colegios no. Ya sea por desidia, por desconocimiento o por miedo a señalar a algunos niños como acosadores, casos como el de Xavi, un niño catalán de ocho años, siguen ocurriendo

¿Se hace lo suficiente en la lucha contra el acoso escolar?
¿Se hace lo suficiente en la lucha contra el acoso escolar?

Hace cuatro años, como en tantos sitios, un inocente juego de pintacaras en su colegio fue el inicio de todo. Mientras que el resto de los niños reclamaban ser maquillados como un fiero animal, como su superhéroe favorito o como una terrible calavera, Xavi deseó que lo maquillaran de princesa. Aquí comenzó su calvario: un grupo de niños comenzó a hostigarlo, según cuenta Mercé, su madre.

Ni que decir tiene que el nombre del niño, tanto como el de la madre, son ficticios para conservar su anonimato y no sufrir de este modo un doble acoso.

En este hostigamiento eran muchos los que participaban y lo hacían en distinto grado, desde el que directamente lo llamaba maricón hasta el que se dirigía a él en femenino.

Cuatro años después, Xavi se ha convertido en un niño triste, solitario y sin amigos. Además de tener que padecer acoso por parte de esos niños de su misma edad que lo insultan, lo acosan y le hacen la vida complicada.


«Xavi había llegado a un nivel de acoso insoportable. El curso pasado los niños que le acosaban y se metían con él pintaron cosas por el colegio. Al final del trimestre hablé con su profesora. Ella me dijo que no había percibido nada. Entonces fue cuando el niño comenzó con los ataques de ansiedad. El acoso llegó hasta el punto de que un día en el polvo de mi coche pintaron la palabra maricón. Yo volví a dar un paso adelante y elevé la queja a la dirección. No sirvió de nada… Ante esta pasividad del centro escolar, mi marido y yo tomamos la decisión de cámbialo de colegio».

Pero ahí no acabo el problema. Este verano, en un campamento urbano, Xavi volvió a encontrarse con sus acosadores, pero esta vez fue diferente: «Los monitores sí se dieron cuenta de la situación que mi hijo estaba sufriendo».

La actitud de los monitores fue muy diferente, animándole a que escribiera esta carta al director del diario El País expresando como se sentía. Xavi lo hizo en casa, él solo. Después la leyó ante sus compañeros, entre los que se encontraban los agresores.

«Os voy a explicar lo que me molesta y me enfada. Que os burléis, que digáis cosas feas, que uséis palabras bonitas como insultos, que escribáis cosas feas de mí y sobre todo que os riáis de mí. Todas estas cosas me hacen sentir mal, triste, enfadado y solo. Siento que no tengo amigos, ni amigas y no me gusta. Quería ser amigo vuestro y que me tratéis bien, Me ayudaría a sentirme mejor».

En este caso fue la actitud y atención de los monitores lo que detuvieron los ataques: «Esto supuso una gran ayuda para él. Expresarse de este modo delante de ellos fue toda una liberación. Ahora en el nuevo colegio le tratan genial. Ya nadie se mete con él y, lo que es más importante para Xavi, ya no sufre ataques de ansiedad».

¡Hay que parar estas situaciones!

El Observatorio contra la Homofobia de Cataluña ha hecho pública la carta de este niño como ejemplo de cuánto sufren «muchísimos niños». Con el asesoramiento de esta ONG, la familia de Xavi ha elevado el caso hasta el Defensor del Pueblo de Cataluña, Sindic de Greuges.

Según el observatorio, «nos parece una auténtica vergüenza que se pueda seguir dando pie a este tipo de actitudes. En estos casos, los centros suelen optar por el cambio del centro para el niño que sufre acoso. Creemos que no debería ser así. Los agresores salen de rositas».

Bajo nuestra opinión, se ha producido un incumplimiento de la Ley contra la Homofobia aprobada por el parlamento de Cataluña el año pasado. Ahora es a la familia a la que, una vez se manifieste el Sindic de Greuges, le corresponde la decisión de recurrir a la justicia ordinaria, ya que es «la administración de la Generalitat la que debe garantizar el desarrollo de los establecido en esta reciente Ley contra la Homofobia».

Valora este artículo

Sobre Adolfo Pascual Mendoza

Adolfo Pascual Mendoza
Redactor.
A %d blogueros les gusta esto: