El Madrid sufre para hacerse con su quinto Mundial de Clubes

5/5 (2)

Trabajado y sufrido partido para el Madrid que, tras imponerse en la prórroga, logra su quinto Mundial de Clubes. El Atlético Nacional se hizo con el tercer puesto del torneo.

El Real Madrid consigue su quinto Mundial de Clubes.

Tal vez no sea el torneo más espectacular pero su valor está ahí; digan lo que digan los “sabios”, dependiendo de quién lo dispute, claro está. El Madrid consigue su quinto Mundial de Clubes, convirtiéndose en el club más laureado a nivel mundial (cinco títulos mundiales) y a nivel europeo (once Copas de Europa).

El conjunto merengue, liderado por Zidane vino a Japón con el claro objetivo de hacerse con el título y así ha sido. Nueva victoria del Real Madrid que suma 37 partidos sin conocer la derrota, a tan sólo dos de la marca del Barcelona de Luis Enrique de la pasada temporada.

Con este, Zidane consigue su tercer título internacional desde que se hiciera con el cargo de entrenador el pasado 4 de enero tras la Champions en Milán y la Supercopa de Europa en Noruega. Trabajo, constancia y rotaciones para mantener vivos a todos los integrantes de plantilla dan resultado. Es de necios reducir el éxito a una simple cuestión de suerte o azar.

Pese al desconocimiento general, el Kashima Antlers es el conjunto más laureado de Japón desde su profesionalización en 1992 con un palmarés de 8 Ligas, 4 Copas del Emperador, 6 Copas de la Liga y 5 Supercopas de Japón.

La principal novedad en el once titular del conjunto blanco fue la presencia de Sergio Ramos, ausente en el partido de semifinales frente al América mexicano. Partido de sorpresas con un Khasima muy serio que mantuvo el tipo durante todo el encuentro y que fue capaz de dar la vuelta al marcador y mantener la incertidumbre hasta la prórroga.

El primer gol blanco llegó a los nueve minutos de la mano de Karim Benzema. Nuevamente, el ariete madridista abrió la lata para su equipo como ya hiciera en la semifinal. Lejos de venirse abajo, el Kashima siguió a lo suyo y buscó sin descanso el empate. Las imprecisiones del equipo japonés en las inmediaciones del área blanca impidieron lograr el objetivo. Por banda izquierda, con Endo, crearon el mayor peligro en ataque.

La gestión de los contragolpes blancos fue el gran error del Madrid durante el encuentro, unida a la desconexión del equipo en algunos tramos. Precisamente así, y al filo del descanso (min.44), llegó el empate japonés con un gran disparo de Shibasaki tras un mal despeje de Varane.

Shibasaki, con sus dos goles, mantuvo al Kashima en el partido.

Tras el descanso, el Madrid pareció salir de nuevo enchufado. Sin embargo, fue el Kashima el que encontró el premio del gol y dio la vuelta al marcador. Shibasaki volvió a ser el goleador (min.52), tras un mal despeje de los centrales blancos, esta vez, de Sergio Ramos. El Madrid debía reaccionar y Yamamoto les echó una mano. Penalti a Lucas Vázquez que Cristiano se encargó de transformar en el empate (min.57).

A partir de ahí, dominio y ocasiones del Madrid que no se materializaron. Lucas Vázquez, Marcelo, Benzema o Ramos tuvieron en sus botas el tercero. El Kashima, con la entada de Fabricio, cambió de planteamiento y buscó balones largos para sorprender a Navas.

Los minutos finales de la segunda parte fueron una locura. Ocasiones en ambas porterías, una muy clara de Cristiano en el 80, y sufrimiento del conjunto de Zidane para cortar las últimas embestidas del conjunto japonés. Keylor Navas, con una gran parada en el 87, mandó el partido a la prórroga.

El cansancio sería determinante en la media hora extra del encuentro. Una jugada de talento y calidad del Real Madrid dejó solo a Cristiano ante Sogahata para poner por delante al conjunto blanco (min.97). Genialidad de Benzema en el último pase. Tres minutos después, remate al palo de Yuma. Respiró el Madrid. Siete minutos más tarde, Cristiano mató el partido y puso el definitivo 4-2. El flamante Balón de Oro 2016 pescó un rechace de tiro de Kroos y consiguió su enésimo hat-trick, esta vez, en una final.

Hat-trick de Cristiano, Balón de Oro del torneo y MVP de la final.

En la segunda parte de la prórroga, el Madrid intentó aprovechar – sin éxito- los huecos en la zaga japonesa para culminar un buen contrataque. En el minuto 112, Cristiano – protagonista de la final con sus goles- dejó su sitio a Morata. Precisamente el delantero español tuvo en sus botas una clara ocasión – tras jugada personal- en el minuto 115. Kovacic, que había ingresado en la segunda parte por Modric, inició las mejores jugadas blancas en ataque.

Modric, Benzema, Lucas Vázquez y, por supuesto, Cristiano Ronaldo han sido lo mejor del Madrid en la final disputada hoy en el Estadio Internacional de Yokohama. El 7 blanco fue, además el MVP de la final y se convierte en el primer jugador en la historia en ganar la Copa de Europa, la Eurocopa, la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes y el Balón de Oro en un mismo año.

Partido sufrido del Madrid que supo sobreponerse a las adversidades y sacar provecho de la calidad que atesora su plantilla. Nueva victoria del Madrid de Zidane para conseguir el cuarto Mundial de Clubes. Histórica y meritoria actuación del Kashima que tuvo contra las cuerdas al Campeón de Europa.

En la fase final de este torneo mundial han participado el Campeón de la Copa Libertadores (Atlético Nacional), el Campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf (América de México), el Campeón japonés (Kashima Antlers) y el Campeón de Europa por undécima vez, el Real Madrid. Ni más ni menos que los campeones decididos por la FIFA.

La final ha contado por primera vez con un equipo asiático siendo también destacable la no presencia de un representante sudamericano, como había sido habitual en las últimas ediciones.

Tras la victoria en el Mundial de Clubes, el Madrid deberá sobreponerse a la maldición post mundial y no repetir la mala racha de resultados que ya sucediera tras el Mundial de Clubes de Marruecos con Ancelotti de entrenador.

Tercer y cuarto puesto

Tras su inesperada derrota en semifinales, el Atlético Nacional de Colombia tenía la oportunidad de resarcirse frente al América mexicano. Un pulso de honor y dignidad para ambos conjuntos y la oportunidad de no regresar a Sudamérica con las manos vacías tras el periplo japonés.

El último enfrentamiento entre Nacional y América se registró en 2005 en la Copa Sudamericana, con una clara victoria de las águilas mexicanas. El partido de hoy suponía la primera vez en la que dos representantes del continente americano disputaban el partido por el tercer puesto.

En esta ocasión fue el Atlético Nacional el que tocó la gloria tras imponerse en los penaltis al América. El partido concluyó con empate a 2 con goles de Arroyo y Peralta para las águilas y Samudio y Guerra para los colombianos.

Fue un partido disputado en el que el Atlético Nacional llevó la iniciativa. Desde los once metros, los colombianos estuvieron más acertados. Mosquera, Bocanegra, Torres y Borja anotaron para el Verde (falló Nieto) mientras que para los mexicanos anotaron Quintero, Peralta y Arroyo; fallando su lanzamiento Martínez y Samudio.3-4 fue el resultado final del choque.

El Atlético Nacional se hace con el tercer puesto del Mundial de Clubes 2016 disputado en Japón.

El Atlético Nacional ganó en los penaltis al América en el partido por el tercer puesto.

La polémica sobre el video arbitraje (VAR)

Ha sido, sin duda, uno de los temas más candentes durante la celebración del Mundial de Clubes 2016. La experiencia japonesa ha generado muchas dudas y han sido más los detractores que los partidarios de la inclusión de la tecnología en el fútbol a tenor de los hechos acaecidos en las semifinales.

Modric, Benzema, Lucas Vázquez, Del Bosque, o Guardiola se han mostrado reacios al cambio mientras que Ramos o Zidane, que tuvo sus dudas, verían con buenos ojos el uso del video arbitraje.

A raíz de las declaraciones de Modric en las que el jugador del Madrid mostró su descontento con el uso del video para rearbitrar jugadas, “siendo honesto, no me gusta”, dijo, Massimo Busacca, Jefe de Arbitraje de la FIFA, salió en defensa de la tecnología aplicada al fútbol, “el señor Modric estará muy feliz si gracias al VAR gana un partido” para posteriormente destacar que “el objetivo del video arbitraje es que ningún equipo pierda injustamente por una decisión arbitral. Si la tecnología se aplica bien, no habrá más injusticias en el fútbol”, y acabar con un recadito a los detractores que hablan de la lentitud del sistema, “pregunta a España si en el Mundial de Corea hubiera esperado cinco minutos al VAR”, en referencia al error arbitral de Al Ghandour, que supuso la eliminación del equipo nacional y como respuesta a las críticas blancas.

Infantino, presidente de la FIFA y claro defensor del VAR, también se ha manifestado al respecto destacando que “nos encontramos en un período de prueba” y que el objetivo es alcanzar la perfección “para el Mundial de Rusia en 2018”.

Veremos si el mundo del fútbol es capaz de alcanzar la precisión y rapidez de la tecnología aplicada en otros deportes como el baloncesto (NBA), el tenis o el rugby. De momento, el debate seguirá abierto.

Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: