Passengers

5/5 (2)

“Passengers cuenta la historia de dos personas que debían estar en el viaje de su vida —un viaje de 120 años a un nuevo planeta—, cuando se despiertan 90 años antes de lo previsto”

Jennifer Lawrence y Chris Pratt protagonizan "Passengers"
Jennifer Lawrence y Chris Pratt protagonizan “Passengers”

Jennifer Lawrence y Chris Pratt protagonizan un emocionante thriller de acción sobre dos desconocidos embarcados en un viaje de 120 años hacia otro planeta cuando sus cápsulas de hibernación los despiertan 90 años antes de lo previsto. Jim y Aurora se ven obligados a resolver el misterio detrás del fallo mientras que la nave se tambalea al borde del colapso, poniendo en peligro las vidas de miles de pasajeros en la mayor migración masiva de la historia.

“Passengers cuenta la historia de dos personas que debían estar en el viaje de su vida —un viaje de 120 años a un nuevo planeta— cuando se despiertan 90 años antes de lo previsto”, cuenta Chris Pratt, protagonista del filme junto a Jennifer Lawrence. “Sin embargo, al parecer hay una razón por la que se han despertado antes. Tienen que resolver el misterio de la avería y arreglar una nave que falla precipitadamente si quieren sobrevivir y salvar las vidas de los pasajeros en la mayor migración en masa en la historia de la humanidad”.

“Trata de personajes que enfrentan situaciones extremas y deben tomar decisiones extremas y eso siempre me ha fascinado. ¿Qué habrías hecho tú?” Dice Morten Tyldum, director de la película en su primera cinta tras el éxito de la nominada al Oscar® The Imitation Game (Descifrando Enigma).

En contraste con la historia de acción de alto riesgo, los cineastas plasman una historia sensible de dos pasajeros que se encuentran en este momento de peligro. Es una historia que ha atraído a Hollywood durante muchos años; el guión del escritor Jon Spaihts aterrizó en la “Black List” (lista negra) de los mejores guiones no producidos de la industria. “Una de las cosas que me atrajo de este guión fue la manera en que Jon construye una historia íntima en un escenario tan grande”, afirma el productor Neal H. Moritz. “Es una película de acción con un espectáculo grandioso, pero todo depende de estos dos increíbles personajes a los que Jen y Chris dan vida”.

El personaje de Pratt, Jim, decide dejar su vida en la Tierra por razones muy prácticas. “Es un poco de la vieja escuela”, asegura Pratt, “más bien un tipo de la clase obrera. Su profesión, ingeniero mecánico, se considera un oficio beneficioso porque ayudará a iniciar una civilización. Si algo se estropea, él lo arreglará”.

Jennifer Lawrence y Chris Pratt protagonizan "Passengers"

Cuando Jim y Aurora se despiertan 90 años antes de llegar a su destino, aquellas habilidades entran rápidamente en acción. “Su oficio es resolver problemas, así que intenta averiguar cómo volver a dormir o contactar a alguien que lo ayude. Y entonces, resulta que algo muy malo le ocurre a la nave”.

“Chris es muy diferente a Jim”, comenta Lawrence, que interpreta a Aurora, su compañera de viaje que también ha despertado antes de tiempo. “Jim se comporta como si nunca hubiese tenido novia y, en realidad, no sabe cómo comportarse con las mujeres; es encantador y dulce, pero no se parece en nada a Chris, que está casado y es muy divertido. Fue interesante verle pasar de ser Chris Pratt a una persona tímida, romántica e insegura”.

En oposición al héroe de la clase obrera que representa Jim, Aurora forma parte de un círculo social muy diferente. Es una escritora neoyorquina con un gran encargo –hace el viaje de 120 años a Homestead II, y después hacer el viaje de vuelta a casa durante otros 120 años. Será la primera persona en la historia de la humanidad en hacer el viaje de ida y vuelta. “Es una decisión de envergadura”, explica Lawrence. “Es un viaje de 120 años –cuando llegas, todos tus conocidos estarán muertos. Tienes que empezar una nueva vida en un nuevo planeta donde nunca has estado. No puedo imaginar despedirme de todas las personas a las que conozco y quiero –Entiendo sus ganas de más, pero no creo que yo sería capaz de tomar una decisión así de permanente”.

“Cuando Aurora se despierta, creo que su primera reacción es que siente una gran empatía hacia Jim”, afirma Lawrence. “Ella lleva afrontando este problema únicamente durante unos días y él ha estado solo, cual animal atrapado, durante más de un año. Ver cómo Jim reacciona ante otro ser humano hace que sienta lástima por él”.

Asegura Tyldum que fue evidente desde un principio que Lawrence y Pratt serían los actores perfectos para encarnar a los personajes de Aurora y Jim. “Es estupendo que sean las mayores estrellas del mundo, pero para empezar quería asegurarme de que fueran los actores idóneos para estos papeles”. Prosigue el director: “Tenía que saber que iban a encajar, que tendrían química. Nuestras reuniones duraron horas. Estuvimos cuatro horas de cena Jen y yo en una ocasión, y desde el minuto cero supe que serían perfectos. Se trata de persona muy inteligentes que entendían perfectamente lo que querían hacer con el personaje. Comprendían sus decisiones, motivaciones, la vida que les toca vivir a sus personajes. Eso me confirmó que sabían lo que hacían”.

El productor Stephen Hamel fue el primero en formar equipo junto al escritor Jon Spaihts en el desarrollo del concepto. “Estoy sumamente interesado en contenido original, en voces originales”, afirma. “Había algo bastante divertido en el estilo de escribir de Jon que me encantó –se tomó el tiempo de permitir a los personajes ser humanos, tener debilidades. La originalidad de la historia parecía muy adecuada”.

Ori Marmur, que trabaja junto a Moritz en Original Film, opina lo mismo. “El guión es un mensaje cálido y positivo ante la vida; habla de la condición humana”, asegura Marmur. “Y cómo estadounidense de la primera generación de una familia inmigrante, la idea de dos personas que abandonan la Tierra y viajan una gran distancia en busca de una oportunidad en otro lugar me llegó a nivel personal; mis padres recorrieron una gran distancia para llegar a este país de oportunidades –no conocían a nadie y lograron salir adelante”.

El contraste de los diferentes roles de Aurora y Jim se pone de manifiesto mediante su hogar: la nave. “El Avalon es por una parte una nave espacial impresionante y, por otra, un crucero de lujo”, afirma Pratt. “Te despiertan tres o cuatro meses antes de llegar a tu destino para que puedas ir de fiesta, nadar en la piscina o gastar mucho dinero apostando en el casino o comprando en comercios de lujo”.

“La nave es sumamente lujosa, casi como un transatlántico”, comenta Lawrence. “Hay una cubierta de observación, un cine, un gran vestíbulo y habitaciones sorprendentes –bueno, lo son para mi personaje. Tenía un aspecto muy diferente; todo era hermoso e interesante. Era un ambiente distinto para una película”.

“Los sets de rodaje eran descomunales”, señala Pratt. “Tuvimos que derribar un muro en los estudios. Miraba alrededor y era como si estuviese viendo una nave de verdad. Los sets de Guy Hendrix Dyas hicieron que la película tuviese una dimensión enorme y la historia fuese tan impactante como debe ser. Contamos con un gran equipo de efectos especiales que construyó decorados, artefactos, coches y pantallas espectaculares en todas partes. Fue realmente genial”.

Jennifer Lawrence y Chris Pratt protagonizan "Passengers"
Passengers

El compañero de Jim y Aurora es Arthur, el camarero a bordo de la nave. Un androide con una sorprendente mitad superior humana, se mueve con gracia, eficiencia y pericia, y responde a las preocupaciones y ansiedades de los pasajeros con una respuesta amable y calidez –incluso con cierta ingenuidad. “Arthur es un elemento importante para el estado mental de los personajes porque es la cosa más parecida a un humano que tienen además de sí mismos”, comenta Lawrence.

“Está programado para ser el mejor camarero de la historia”, afirma Michael Sheen, que interpreta a Arthur. “Es empático, sabe escuchar y prepara un Martini fantástico. Sin embargo, hay un límite respecto a cuánto ha interactuado con seres humanos: normalmente ha tratado con miles de personas en interacciones muy cortas, sin embargo, con Jim está en un nuevo territorio, interactuando con una sola persona durante un período de tiempo muy largo”.

Así que, puesto que Arthur no es precisamente humano, Sheen y Tyldum debatieron cómo matizar sutilmente su actuación. “Los camareros son los confidentes por excelencia y, cuando Jim me conoce, soy alguien con quien puede hablar”, explica Sheen. “El desafío fue que tuve que encontrar el equilibrio de cuán robot y cuán humano Arthur debería ser”.

Eso fue un reto increíble, para el que Sheen demostró estar a la altura con una interpretación plenamente creíble además de creativa y que entrañaba su dificultad técnica. “Michael tenía que aportarle su lado humano y a la vez, comprender que bajo esa fachada es una máquina, sin hacer de ello un cliché” explica el director. “Su ingenuidad y sabiduría son dos caras de la misma moneda. Se hacen amigos, él se convierte en su confidente y además les da consejos. Pero es una interpretación que requiere de la máxima precisión. No podía en ningún momento y bajo ningún concepto mirarse las manos mientras trabaja, porque no lo haría una máquina. Prepara las copas con destreza, sin que le cueste gran esfuerzo, y su conversación tiene el punto justo de humor en el momento indicado. Eso es tremendamente difícil y él lo hace con la máxima naturalidad”.

Parte de la interpretación de Sheen se consiguió mediante una transformación física, con la ayuda del equipo de efectos especiales presente en el set. El equipo diseñó una plataforma para moverle velozmente de un lado a otro detrás de la barra; con Sheen de rodillas sobre ella, el director podía controlar sus movimientos como los de un androide –después, quitaban la plataforma y las piernas de Sheen y diseñaban por ordenador un soporte robótico”.

A pesar de todo el lujo de la nave y sus alrededores, Aurora y Jim pronto se dan cuenta de que algo terrible ha ocurrido.

“La nave se cae a pedazos”, explica Pratt. “Los robots empiezan a fallar, las luces parpadean. Por último, nuestros personajes descubren que hay un motivo porque el que funciona mal y, de pronto, nos vemos en una situación desesperada, intentando arreglar un problema para salvar no solo nuestras propias vidas, sino también las de otros miles de pasajeros en la nave”.

Sin embargo, no es hasta que Gus Mancuso, personaje interpretado por Laurence Fishburne, se despierta que Jim y Aurora comprenden la gravedad de la situación. “Es un astronauta –un hombre que se enamoró de las estrellas y del concepto de los viajes interplanetarios desde joven, y se ha pasado toda la vida viajando al espacio”, explica Fishburne. “Por suerte, es un capitán de la tripulación, así que tiene acceso a ciertas cosas a las que ellos no podrían haber accedido como pasajeros y les ayuda a averiguar qué problema tiene la nave”.

Uno de los problemas a bordo de la nave es que falla la gravedad. Repentinamente, Jim y Aurora se encuentran ingrávidos. “Había cuerdas elevándome, pero tenía que aparentar que la gravedad no hacía caer mis manos y pies. Para lograrlo, tienes que ponerte en plancha en el aire. ¡Fue uno de los mejores ejercicios de abdominales que he hecho nunca! Fue muy difícil y Morten era muy exigente –quería que se viese perfecto. No se movió hasta que el ángulo fue perfecto para toda la toma”.

Para crear la apariencia de ingravidez de Jim, Garrett Warren, coordinador de especialistas, creó un aro giratorio utilizando una extensión de una tubería y un contrapeso en el otro extremo. Chris Pratt podía moverse libremente y después el equipo de especialistas usaba manivelas para que volase de un lado a otro.

Aurora está en una piscina cuando falla la gravedad. “Aquella fue probablemente la escena más difícil que he rodado jamás”, asegura la protagonista de Los juegos del hambre. “Pasar tanto tiempo en una piscina, con el agua en la nariz, en todas partes. Pero fue espectacular –cuando me enseñaron el ejemplo de efectos visuales de cómo se vería, estaba muy emocionada. Nunca había visto algo parecido en una película”.

Incluso con estos elementos increíbles en el set de rodaje, los cineastas nunca perdieron de vista la película que estaban filmando, afirma el productor Neal H. Moritz. “Intentamos mantener estados emocionales consistentes en esta película, para que no se viera superada por los artefactos, decorados y el espacio”, comenta. “Aunque es obvio que estos son aspectos importantes de la historia, no son el núcleo del filme. El núcleo de la película es la relación entre estos dos personajes”.

En palabras de Pratt, “Passengers es épica en el sentido que lo tiene todo: aventura, romance, terror, es un thriller, pero es emocionalmente profunda. Hay grandes momentos de humor y espectáculo”.

Y tendremos que esperar para ver cómo termina esta aventura.

Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: