Pesadilla en la calle del infierno venezolano

5/5 (3)

El infierno venezolano continúa más vivo que nunca tras la decisión de Nicolás Maduro de restringir las retiradas de efectivo de los titulares de depósitos bancarios.

El infierno venezolano se dibuja en forma de 'corralito bancario'
El infierno venezolano se dibuja en forma de ‘corralito bancario’

El Gobierno del presidente Maduro tomó otra medida económica que causó gran preocupación entre los titulares de una cuenta de depósitos venezolanos, no podrían retirar un máximo de 10.000 bolívares venezolanos de sus cuentas, bien fuera por taquillas o telecajeros diariamente. Ante esto, la mayoría de la población buscaría por otros medios (legales por supuesto) de almacenar más efectivo, en un país donde las oportunidades de acceso a productos básicos alimenticios, y medicinales son frecuentes en efectivo se hacen indispensable mantener una reserva del mismo. La cual podrían llevar consigo o guardar en sus hogares.

¿Es por este motivo que en un altísimo porcentaje el efectivo circulante estaba en poder de los ciudadanos, imaginan ustedes el volumen de personas abarrotadas y desesperadas intentando depositar ese dinero?

Venezuela pareciera estar para el resto del mundo, bajo un domo, aislada, inaccesible, inaudible, como si no pudiese ser perceptible para otras naciones. Ya son muchos años de maltrato a la población sin excusa y sin que pase nada. Organizaciones internacionales como OEA, HRW, ONU, OMS, inclusive el Vaticano, que han sido testigos sordos y paralíticos ante todas las injustas medidas tomadas por el gobierno socialista DEL S21 de Nicolás Maduro, quien desde que reemplazo en la presidencia al fallecido Hugo Chávez, no ha cesado de asumir erradas políticas sociales y económicas en detrimento de la población, y que como guinda a su nefasta obra deja sin efectivo, sin dinero a todo un país donde sin este recurso es casi imposible acceder a comprar productos de la dieta diaria los cuales solo son vendidos en la moneda de circulación nacional.

Esto nos hace recordar aquellas palabras pronunciadas por otro inmediato colaborador en la fallida intentona golpista del año 92 y compañero de armas del difunto presidente Chávez, hoy figura controversial del chavismo y pieza clave del actual gobierno, Diosdado Cabello Rondón, que en marzo del año 2013 dijo que “en la revolución el comandante Chávez es el cuerdo que nos ha enseñado. Nosotros hemos tratado de aprender de él. Era el muro de contención de muchas ideas locas que se nos ocurrían a nosotros (…) El presidente Chávez imponía su liderazgo, su prudencia y su conciencia”, añadiendo: “¡Rueguen porque no se muera!”

Es claro que quien pensaba y actuaba era el expresidente Chávez, y que hoy al no estar presente se hace muy evidente el porqué este gobierno en tan corto tiempo lleva un camino de naufragio, sin timón, y sin timonel. Le pregunto yo, si como máxima autoridad de un país, para cambia la moneda, no tendría antes que colocar el reemplazo de la misma, ¿no sería lo mas conveniente para evitar un colapso?

Más ingredientes para el caldo de cultivo

Las consecuencias ya se están viendo: más escasez o cómo reponen inventarios los negocios que venden hortalizas que por su naturaleza y ramo (agricultura) no disponen de tiempo para estar en transacciones bancarias, guardando el efectivo en cajas o bolsas que mantienen muchas veces en sus fincas y camiones. Y ahora, ante la premura del caso, tienen que buscar la manera de depositar esas grandes cantidades que guardan. De igual forma, cómo hacen los pequeños comerciantes informales para ganarse su sustento diario, vendedores de café, empanadas, jugos, confites, etc, si no tienen puntos de venta para el cobro en tarjetas de débitos o créditos.

Más caos, desesperación en la ciudadanía al no tener una manera adecuada, pausada, para cambiar el billete eliminado. ¿Serán estas medidas sorpresivas, desesperadas y deliberadas? Pero lo que si es seguro, es que terminan siendo causantes de un gran daño a cada uno de los habitantes de este país que hoy es víctima de su propio e ineludible descuido, y del autismo internacional.

El panorama es desalentador, el daño puede ser irreversible, las causas son injustas. Un Gobierno que entre las muchas suspicacias que hoy están en boca de sus propios habitantes, podría estar apostando a una explosión social de proporciones inimaginables para instaurar definitivamente la dictadura. ¿Es tan complicado de entender eso, y enmudecer como lo han hecho todos y cada uno de los actores involucrados directa e indirectamente en velar por la democracia, dentro y fuera de Venezuela? Pellízquenme a ver si despierto de esta pesadilla a lo Freddy Krueger.


Valora este artículo

Uso de cookies

Aquí Actualidad utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: