Polémica con la zarzuela de Paco León

5/5 (1)

Nuevo revés a un montaje teatral por su contenido. El rechazo de varias personas desde el patio de butacas obligó a parar la representación de ¡Cómo está Madriz!, la zarzuela de Paco León.

Polémica con la zarzuela de Paco León.
Polémica con la zarzuela de Paco León.

 

Tras lo sucedido con los titiriteros en el pasado carnaval, el teatro vuelve a estar en primera línea informativa por otro escándalo. Esta vez, a cuenta de la recientemente estrenada zarzuela de Paco León.

La zarzuela ¡Cómo está Madriz! vivió hace unos días un boicot por parte de algunos de los presentes en el teatro que obligó a parar la representación. Entre los presentes, estaban la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y un indignado Alberto Ruiz-Gallardón, que incluso, abandonó el Teatro de la Zarzuela en desacuerdo con el contenido de la función ya que incluía críticas a miembros de su partido como Bárcenas o Rato.

El revuelo comenzó en un palco y se extendió como la pólvora por varias zonas del teatro. El contenido violento de una escena concreta, avisado en la sinopsis de la pieza, desató la reacción del público. Los abucheos obligaron a detener la función a pesar de los intentos del propio León de calmar los ánimos y proseguir con la representación.

La obra, como bien se explica, critica a una sociedad meapilas y a la corrupción política, nada más lejos de la realidad. “Me parece ridículo que alguien se ofenda tanto por una pieza teatral y no tanto por la realidad”, lamentaba Paco León, protagonista de la zarzuela, para más tarde añadir que, “los actores lo pasamos muy mal. Nos costó retomar el tono jocoso de la función. La politización vino por parte del público”. Finalmente, pudieron concluir, entre aplausos, con el espectáculo. Desde su estreno, el 20 de mayo, la obra ha recibido hasta 50 reclamaciones.

En caliente, el director de la obra, Miguel Del Arco arremetió duramente contra esa parte del público, “acepto la disensión, la discrepancia y, no hace falta decirlo, la libertad de expresión, pero lo de anoche fue otra cosa: una falta de respeto absoluta a los usos democráticos”, sin querer tildar lo sucedido como un boicot organizado desde antes de ver el contenido de la obra, pero sí calificándolo como un acto “de puro y duro fascismo”

Horas más tarde, en su cuenta personal de Instagram, el actor sevillano se mostraba más reflexivo defendiendo la propuesta de su director, “Del Arco ha recuperado el espíritu de la zarzuela reivindicando lo festivo del género. No es una propaganda política, lo que hay es una crítica a la corrupción, el machismo. La incultura y a la intolerancia”, explica. Además, añade, “es un canto a Madrid, en lo bueno y en lo malo que como se decía en Kiki (película de Paco León), “Madrid parece moderna…pero Madrid no es moderna”. Por último quiso resaltar el carácter abierto de la ciudad justificándolo con la asistencia de espectadores de diferentes signos políticos que aplauden y corean cada noche el espectáculo musical. “Que cuatro energúmenos paren una función es sólo cuestión de educación, no de política”, sentencia.

Pese a las críticas recibidas, el elenco se muestra convencido de su trabajo y ajeno a los intentos de “amedrentarles”. La zarzuela, con las entradas agotadas, se representará en el Teatro de la Zarzuela hasta el próximo 12 de junio.


Valora este artículo

Si te ha gustado,
¡compártelo!








Si te ha gustado,
¡compártelo!








A %d blogueros les gusta esto: