Tamara Rojo trae una ‘Guerra visual’ a Madrid

La bailarina Tamara Rojo junto al English National Ballet vuelven a los Teatros del Canal entre el 28 y el 31 de mayo. La producción son tres piezas sobre la Primera Guerra Mundial, en la que inician el espectáculo con una peculiar grabación de la época.

"Lest we Forget". Teatros del Canal
“Lest we Forget”. Teatros del Canal

“Estamos aquí, porque estamos aquí, porque estamos aquí… Aquí estamos, ¿durante cuánto tiempo?”. La voz de Edward Dwyer, un soldado inglés del servicio de Alistamiento Británico, realizó una grabación en 1916 que es la única que se conserva del ejército en aquellos años. El programa “Lest we forget” está colgado ya en el cartel de los Teatros del Canal. Es el primer programa que Tamara encargó con nuevas coreografías tras ser la cabeza de la compañía. Está dividido en tres piezas, en las que le ayudan, además, varios coreógrafos, entre ellas: “Dust”, de Akram Khan; “No Man´s Land”, de Liam Scarlett, y, “Firebird” de George Williamson. “Todos los coreógrafos quieren trabajar conmigo, tengo que decir que no a la mitad de lo que me piden. Suelo elegir de forma totalmente subjetiva”, explica la bailarina.

Sin duda alguna, esta producción es totalmente contemporánea. La elección sobre el tema de la obra fue elegido en Londres, ya que como bien explica a continuación la bailarina, se ha dado cuenta del gran peso que dejó la I Guerra Mundial en el país. “En el tiempo que llevo en Inglaterra, no ha habido ninguna semana en la que en un medio de comunicación, una conmemoración, una presentación, no se haya hablado sobre la Gran Guerra. Como emigrada, te das cuenta de que ha marcado su historia”. Por tanto, la bailarina española junto con su “ejército de danza inglés” quiere mostrar ese lado sentimental de la guerra que sólo el arte permite ver.

En cuanto al entramado de las piezas, “No Man´s Land” expone el papel de la mujer durante el conflicto. “Dust” es la pieza que más se acerca a la vida dentro de la confrontación, y “Firebird”, el Pájaro de Fuego de Igor Stravinsky, refleja el estado de la danza en la época, ya que supuso un gran desarrollo para el ballet.

Los ensayos duraron cinco meses, una prolongación superior a lo que suelen durar los ensayos. Las producciones que componían la pieza Dust fueron modificadas ligeramente por la bailarina. “Fue la más difícil al principio para los bailarines de la compañía, que no habían trabajado con esa danza ni con el contemporáneo a ese nivel. Tampoco queríamos que fuera una mera copia”.


“A mí, trabajar con danza contemporánea, me dio una libertad para el clásico que no habría tenido de otra manera. Los privilegios que he tenido como bailarina, los quiero para la compañía”, declaró Tamara Rojo.

 

Valora este artículo

Sobre Paloma Alarcón Pintón

Paloma Alarcón Pintón
-Integrante de la Compañía de flamenco Macarena. -Título de flamenco por la Asociación AEDA. -Título de jazz por la Asociación AEDA. -Grado en Periodismo.
A %d blogueros les gusta esto: