Técnicas de aumento de pecho: del implante a la inyección de grasa

5/5 (1)

Las pacientes más habituales para un aumento de pecho tienen entre 18 y 35 años, con pechos pequeños pero firmes.

Aumento de pecho
El implante de silicona consiste en colocar una prótesis especialmente diseñada para dar volumen y forma al pecho.

Al practicar un aumento de pecho, el cirujano debe tener en cuenta que cada mujer tiene un busto y unas necesidades diferentes. La posibilidad de lograrlo sin cirugía no existe, al menos no con garantías de eficacia y seguridad, según afirma el Dr. Oriol Vernetta Rubio, miembro de Saluspot y cirujano plástico, reparador y estético en Dr. Vernetta Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. El especialista desgrana en esta entrevista las técnicas más novedosas para incrementar el volumen de los pechos femeninos.

¿El aumento de pecho puede realizarse a todas las edades?

Las pacientes más habituales tienen entre 18 y 35 años, con pechos pequeños pero firmes. En estos casos se requiere una técnica clásica con implantes redondos o anatómicos (en forma de gota). Cada vez tenemos más pacientes de entre 35 y 50 años, con pechos más laxos, a menudo tras haber tenido hijos. Aquí se opta por prótesis anatómicas para dar un aspecto realzado pero natural al pecho. También está aumentando el porcentaje de mujeres por encima de los 50 que quieren seguir viéndose fantásticas, y normalmente tenemos que asociar a los implantes otras pequeñas técnicas para elevar el pecho.

¿En qué consiste la técnica de los implantes de silicona?

En colocar una prótesis especialmente diseñada para dar volumen y forma al pecho. Los implantes han mejorado mucho en los últimos años: cada vez disponemos de más formas, anchuras, alturas y proyecciones para conseguir el resultado deseado de forma personalizada. Estos implantes pueden colocarse por delante o por detrás del músculo pectoral, dependiendo de las características previas del pecho.

¿Puede aplicarse en todos los casos?

La única desventaja es el propio hecho de usar un material extraño al cuerpo, pero en la actualidad estos implantes son perfectamente tolerados, igual que podría serlo una prótesis de cadera o de hombro. Además, los implantes actuales no deben recambiarse nunca. Pueden usarse prácticamente en cualquier mujer. La única excepción sería en pacientes con alguna enfermedad grave activa como un cáncer en proceso de tratamiento.


¿Qué es la inyección de grasa autóloga?

Este método de aumento de pecho consiste en obtener grasa de la propia paciente mediante liposucción de cualquier zona del cuerpo. A continuación se lava esa grasa, se purifica y se inyecta en el pecho de la paciente. Se emplea una técnica de inyección muy delicada para proporcionar la mayor eficacia de ese injerto graso.

¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Las ventajas son usar un material de la propia paciente (autólogo) en lugar de usar un implante, el tacto natural de la grasa y el cuerpo estilizado obtenido gracias a la liposucción. Los inconvenientes son el poco volumen conseguido (unos 250 cc por pecho), la necesidad de que la paciente tenga suficiente grasa y que esta técnica no permite corregir defectos en la forma de los pechos. Por tanto, no podemos usarla en pacientes que deseen mucho busto, ni que sean demasiado delgadas, ni cuyos pechos tengan algún defecto como las mamas tuberosas.

Aumento de pecho

¿En qué consisten las terapias de vacío?

Consisten en aplicar el vacío sobre los pechos mediante una máquina especial que se acopla como un sujetador. Esto produce un efecto de expansión sobre el tejido mamario.

¿Qué beneficios y problemas presenta esta técnica?

Apenas tiene ventajas, pero podemos usarla cuando rellenamos el pecho con grasa para “hacer sitio” a más grasa en una segunda intervención. Como desventaja está el propio uso de la máquina, que debe llevarse durante muchas semanas y durante muchas horas al día para que sea eficaz. Otra desventaja es el poco volumen obtenido a menos que lo asociemos con un relleno de grasa. Y hay que sumar la pérdida del tamaño logrado pasados unos meses. Es un tratamiento que no solemos aconsejar salvo en casos muy determinados.

¿Qué son los tratamientos con hormonas?

Consisten en administrar las hormonas femeninas responsables del crecimiento del pecho. A veces se usan productos supuestamente “naturales” que contienen sustancias parecidas derivadas de algunas plantas.

¿Son aconsejables estos tratamientos para un aumento de pecho?

Nunca son aconsejables. Estas hormonas son responsables de muchos efectos en el cuerpo de la mujer y deben encontrarse en equilibrio. Añadir estas hormonas de forma externa puede provocar desajustes muy importantes e incluso patologías como el cáncer. En cuanto a los productos “naturales”, los efectos obtenidos son mínimos o inexistentes y no están exentos de efectos secundarios: recordemos que “natural” no es sinónimo de “inocuo”.

Valora este artículo

A %d blogueros les gusta esto: