Un vientre plano es posible: remedios contra la tripita cervecera

4/5 (1)

Se acerca el verano y la tripita cervecera te acecha. Sigue estos consejos y verás como un vientre plano sí que es posible.

Un vientre plano es posible: remedios contra la tripita cervecera
Un vientre plano es posible: remedios contra la tripita cervecera

La operación bikini ya ha llegado y el tiempo se nos ha echado encima. Si quieres lograr resultados para eliminar la famosa tripita en tiempo récord toca cambiar de hábitos. Te proponemos seguir estos sencillos trucos para conseguir perder esos kilitos que sobran y poder lucir un auténtico vientre plano.

  1. Elimine el azúcar de su dieta. Este punto es clave ya que la insulina se mantendrá en niveles bajos y el glucalón alto. Es la hormona que mejor te ayudará a luchar contra el vientre hinchado.
  2. Cinco comidas al día. Es mejor comer muchas veces al día pero en pequeñas cantidades. Así, el organismo se mantendrá siempre activo y gastará más calorías. Fundamental el desayuno para tener suficiente energía diaria. Comer cada tres o cuatro horas mantendrá en orden el azúcar en la sangre. No es buena idea dejar pasar cinco o seis horas entre cada comida.
  3. Masticar bien la comida. Fundamental para no crear flatulencias que puedan hacer que nuestro vientre esté hinchado. Cuanto más fácil le deje la digestión al organismo menos gases y ácidos se segregarán durante la digestión.
  4. Beba dos litros de agua al día. Eso se hace para evitar retener líquidos. Si no estás acostumbrado intenta no separarte de una botella de agua y poco a poco intenta introducir el agua en tu vida diaria. El agua no contiene calorías y su efecto saciante le ayudará a perder peso de manera más fácil.
  5. Aumente el consumo de fibra. Al consumir más frutas y verduras frescas que contengan fibra ayudaremos a eliminar rápidamente del organismo esos alimentos que puedan causarnos hinchazón.
  6. Evite cenar tarde. La cena tiene que ser la comida más ligera del día, pero además, hay que intentar cenar temprano. Las personas que cenan más tarde consumen menos calorías a la hora de hacer la digestión.
  7. -Haga ejercicio al menos tres veces por semana. El deporte es fundamental. Aunque no pueda ir al gimnasio o correr, caminar a ritmo rápido tiene múltiples beneficios y quema casi tantas calorías como el ‘running’.

Ya sabes, si quieres un vientre plano, estás a tiempo de conseguirlo.

Valora este artículo

A %d blogueros les gusta esto: