5/5 (4)

Hoy 26 de julio se está celebrando el Día Internacional del Abuelo. Desde Aquí Actualidad también hacemos nuestro reconocimiento

 

26 de julio, Día Internacional del Abuelo
26 de julio, Día Internacional del Abuelo

 

Sin ellos no podríamos estar aquí. Por fortuna, hoy los abuelos son esos seres entrañables radiantes de una juventud madura y llenos de fortaleza y vitalidad, a pesar de que ya estén en edad de merecer una suficiente jubilación.

¿Cómo ha cambiado la figura del abuelo?

El pasado fija en mi retina la lejana imagen de mi abuelo vestido de negro. Siempre sentado en una silla, apenas interactuaba. Su vida consistía en eso, en ver los días pasar asistido en sus necesidades básicas por una de mis tías.

La figura del abuelo ha cambiado radicalmente. Hoy, esa generación del cambio que tiene muy diversas funciones, ha perdido la parte de devoción y respeto que le profesaban los hijos, y posteriormente los nietos, para pasar a ser esos seres que en la sociedad actual —sobre todo en esta época de crisis— han vuelto a adquirir un papel fundamental.

No hace tanto tiempo que los abuelos se convirtieron en un estorbo en nuestros hogares. Su sitio natural eran las residencias de ancianos. A poco que suponían una mínima interacción en nuestras acomodadas existencias, los derivábamos a estos centros supliendo nuestro compromiso con ellos a unas forzadas visitas, alejadas cada vez más en el tiempo, hasta el punto de quedar postergadas a esos días significativos.

Tras la crisis, todo cambió

La exigua paga de los abuelos se convirtió en elemento primordial en las economías domésticas, siendo nuevamente muchos de ellos sacados de estos aparcamientos para ancianos y reintegrarlos de nuevo a la sociedad. Todo con el único fin de tener un claro acceso a sus pagas y así poder cubrir las necesidades primarias que, a causa de la maldita crisis, han pasado a precarias en miles de familias.

Hoy, los abuelos en esos años de vitalidad, tras su jubilación, se convierten involuntariamente en pluriempleados. Son chicos de los recados, niñeros a tiempo parcial, avalistas o responsables de cuidar las casas mientras los hijos se ausentan por trabajo o vacaciones. Los abuelos han pasado de ser esos seres venerados y respetados por todo el núcleo familiar a esas personas que a todos sirven, de una manera incondicional.

Hoy, los abuelos son seres sin derecho ninguno, los más perjudicados en casos de divorcios, por ejemplo, donde tras una lucha por la custodia de los nietos, y salvo ardua lucha en los tribunales, no tienen derecho a ver y disfrutar si el cónyuge de su hijos es el que se ha llevado la custodia. En muchos casos, los abuelos se ven apartados cruelmente de sus nietos o, por el contrario, son el aparcamiento forzado de los mismos cuando sus hijos los dejan en su casa para que su vida no se vea alterada.

Hoy, 26 de julio, celebramos el Día Internacional del Abuelo. Pero nunca los abuelos han estado peor vistos y tratados que en estos momentos. Antes los cuidábamos y protegíamos hasta el final, hoy son un simple instrumento a nuestro alcance para que nuestras vidas de hijos egoístas no se vean alteradas.

Valora este artículo