4.17/5 (6)

Rosberg ha ganado con autoridad el GP de Europa 2016, con Vettel y Pérez tras él. Hamilton ha llegado quinto y los españoles han abandonado.

Rosberg logra en el GP de Europa en Bakú su quinta victoria del año
Rosberg logra en el GP de Europa en Bakú su quinta victoria del año.

El alemán de Mercedes AMG ha logrado en el GP de Europa 2016 disputado en Azerbaiyán una brillante victoria, incluyendo el Gran Chelem. Sebastian Vettel, a pesar de firmar una buena carrera, no ha podido oponer resistencia a la superioridad de su compatriota. Sergio Pérez, ha cerrado los puestos de honor con una gran remontada. Lewis Hamilton ha decepcionado con su quinto puesto. Los nuestros han tenido que abandonar en un fin de semana para olvidar.

Rosberg y Hamilton, cara y cruz de Mercedes

El actual líder ha regresado a lo más alto del cajón tras tres grandes premios de ausencia. Y de esta forma ha reaccionado a la amenaza que suponía su compañero Lewis Hamilton. El británico había llegado al GP de Europa 2016 con tan solo 9 puntos de desventaja y la moral por las nubes tras recortarle 35 puntos en un par de pruebas. Con su quinta victoria de la temporada, Nico ha dado un golpe de autoridad y se ha reafirmado como un sólido aspirante a la corona mundial. Y de paso, sobre el nuevo trazado de Bakú ha borrado las dudas que se cernían sobre él. Se ha impuesto con mucha autoridad, hasta el punto de anotarse su segundo Gran Chelem.

Dicho galardón consiste en marcar la pole, la vuelta rápida y vencer en un Gran Premio liderando todas sus vueltas de principio a final. Con esta exhibición el hijo de Keke Rosberg ha querido enviar un mensaje muy claro tanto a sus rivales como a sus detractores: “estoy listo para la batalla y para superar los momentos difíciles”.

En la cruz de la moneda asoma su máximo rival y vecino de box, Lewis Hamilton. Tras su desastrosa sesión de clasificación del sábado, plagada de errores, el vigente campeón inglés partía desde la décima posición. A pesar de la superioridad técnica su W07 en un circuito que premia la velocidad, solo ha remontado hasta la quinta plaza. Pobre bagaje para un piloto descentrado que se ha pasado parte de la prueba chillando a sus ingenieros por radio porque no era capaz de resetear el mapa motor para encontrar la configuración adecuada. Cierto que sufrió algunos problemas durante la prueba, pero no justifican su actuación. A pesar de las dos victorias precedentes al GP de Europa 2016, ha vuelto a mostrarse inconsistente.

Esta temporada parece esquivo con la regularidad de los cursos anteriores y quizá con su motivación. Probablemente esa corte de amigos fiesteros que lo acompañan por todo el planeta, están ejerciendo una influencia más negativa de lo que él mismo piensa. Si quiere enderezar el rumbo, tiene que ponerse a trabajar duro y, sobre todo, concentrarse en su profesión. Talento y calidad, le sobran. Pero en este mundo tan competitivo no es suficiente con esas dos virtudes.

Ferrari sigue sin vencer

El segundo peldaño del GP de Europa 2016 se lo ha adjudicado Sebastian Vettel. El teutón de Ferrari ha exprimido al máximo su SFH-16, lo cual no ha sido suficiente ni tan siquiera para hacerle cosquillas a Rosberg. Así lo demuestran los más de 16 segundos de desventaja con los que ha llegado a meta. Su vecino de box Kimi Ráikkönen ha cruzado la meta quinto y a más de medio minuto del ganador. Todavía parece muy lejos, si no ocurre algo extraordinario, el primer triunfo de los bólidos rojos en el presente certamen. La parte positiva se sitúa en la distancia que en Azerbaiyán han interpuesto con Red Bull, su gran enemigo por las migajas del éxito.

Sergio Pérez lleva al podio a Force India

Un brillantísimo Sergio Pérez con su Force India ha ocupado el tercer peldaño del cajón. El mejicano que ha visitado en dos de las tres últimas carreras ha sellado una remontada sensacional tras arrancar séptimo. El sábado ya se mostró muy rápido al clasificarse en segundo lugar aunque fue penalizado con cinco posiciones para la carrera por reemplazar su caja de cambios. El azteca ha sumado así su tercer podio junto al de Rusia 2015. Pérez cada día con mejor ritmo dentro de la pista, empieza a sonar como candidato a un volante para la Scuderia.

Red Bull no da la talla en Azerbaiyán

La gran decepción del GP de Europa 2016 ha sido Red Bull. Parece que la recta de 2,2 kms que exigía una gran potencia y velocidad ha penalizado más de la cuenta a los RB12. Especialmente gris se ha mostrado Daniel Ricciardo que vio la bandera a cuadros en séptimo lugar, perdiendo 4 plazas respecto a la salida. No parece una gran forma de festejar su reciente renovación hasta 2018 con los de Milton Keynes. Su lenguaraz compañero, Max Verstappen ha llegado justo detrás de él. Pero en el caso del neerlandés, su octavo lugar ha supuesto escalar uno desde la partida.

Desastre español en Bakú

El fin de semana para los españoles ha sido un completo desastre. Debido a diversas cuestiones, se les ha atragantado desde el primer momento el trazado azerí del que se han retirado antes de finalizar la prueba.

Carlos Sainz vio un rayo de esperanza cuando se situó noveno en los primeros compases de la cita. Pero fue un espejismo. Las males sensaciones y peor suerte que le han perseguido durante los tres días de competición han tenido su culmen en la cita dominical. El madrileño se ha visto obligado a abandonar por una presunta avería en la suspensión de su STR11 en el giro 31 del GP de Europa 2016. En esta ocasión Sainz se ha mostrado menos contrariado que en otras ocasiones. Y ha manifestado que si tenía que producirse la retirada que fuera en un trazado como en este en el que las posibilidades de brillar eran mínimas. Una prueba aciaga para los de Faenza ya que ninguno de los dos bólidos han finalizado.

McLaren continúa con su particular via crucis en el que ya sobran las palabras. No hay excusas que puedan explicar una nueva decepción. Durante los días previos, cuando el MP4-31 se ha mantenido en pista, solo en la famosa recta de Azerbaiyán perdía más de 7 décimas. Así lo manifestó Fernando Alonso que sigue haciendo gala de una moral incomprensible. La falta de potencia de su bólido es desesperante. De hecho, el ovetense no pudo ni tan quiera colarse en la Q3.

Y su compañero Button se hundió en la Q1. Absolutamente lamentable. Y cuando desde la escudería anglo-nipona repiten y se escudan en el mantra de la estabilidad, se ha producido una nueva avería. En esta ocasión la china le ha tocado al español que en la vuelta 43 ha tomado el camino de boxes con problemas en la caja de cambios. Y Button, la otra víctima, ha llegado en úndécimo lugar, pero a más de 1,4 minutos de la cabeza.

La escudería de Woking que en 2016 ha cumplido 50 compitiendo en la Fórmula Uno, no se puede permitir este bochorno con dos campeones del mundo.

Valora este artículo