El pasado 2015 se presentaron alrededor de 353 denuncias de violencia de género diarias según los datos del balance del Observatorio del Poder Judicial.

En 2015 se pusieron 353 denuncias diarias por violencia machista. |Foto: rtve.
En 2015 se pusieron 353 denuncias diarias por violencia machista. |Foto: rtve.

La violencia machista sigue siendo una lacra para nuestra sociedad. Sin ir más lejos, en lo que llevamos de año, 14 mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas, la última, el pasado viernes en Mallorca.

Los datos publicados por el Observatorio del Poder Judicial reflejan la dureza de esta realidad en números. En 2015, las denuncias por violencia de género aumentaron un 1,9% respecto a las presentadas el año anterior, alcanzando la alarmante cifra de 353 denuncias al día superando las 347 presentadas en 2014.

Llama especialmente la atención que el balance destaca el incremento de las medidas de protección a menores. El número de menores juzgados por violencia contra la mujer en 2015 se incrementó en 31% respecto al año anterior, un 24,6% más. En 2015 los juzgados de menores enjuiciaron a 162 menores de edad por delitos en el ámbito de la violencia contra la mujer, frente a los 131 de 2014. Se impusieron medidas en casi todos los casos (90,1%).

Mientras se resolvía la investigación penal, se acordaron 15.037 medidas civiles, de las que 728 fueron suspensión de visitas (frente a 565 de 2014), de la patria potestad en 84 casos (56 en 2014) y de la guarda y custodia en 1.223 procesos (1.078 del año anterior).

Los órganos judiciales recibieron 41.757 solicitudes de órdenes de protección, un uno por ciento más que en el año anterior, y concedieron 24.679, casi un 60%. La relación de pareja se mantenía en el 54% de los casos cuando se pidió la orden de protección, mientras que en el 46% restante se había extinguido. Derivadas de estas medidas, se adoptaron 57.366 medidas penales, entre las que destacan la orden de alejamiento (acordada en el 76,1% de los casos), la prohibición de comunicación (adoptada en un 75,8%), la suspensión de la tenencia y uso de armas (acordada en el 14,4%) y la prohibición de volver al lugar en que se cometió la agresión (en el 8,7% de los hechos).

La falta de implicación de familiares y amigos a la hora de anunciar los casos de violencia machista, propicia que tanto entre adultos como, concretamente, entre menores se haya aumentado la tasa de menores enjuiciados por violencia de género. Casi en el 70% de los casos, son las propias víctimas las que presentaron las denuncias, frente a un 15,5% derivado de la intervención directa de la policía y un 11,3% que traía su causa en parte de lesiones. Sólo un 2,4% de las denuncias fueron interpuestas por familiares de las víctimas.

Valora este artículo