5/5 (1)

Grecia durante muchos años gastó mucho mas dinero del que produjo financiando la diferencia con préstamos al igual que otros países. Así generó una deuda base de mas de 320.000 millones de euros

– 

¿Acuerdos viables y equilibrados o un dejà vu?
¿Acuerdos viables y equilibrados o un dejà vu?

En 2001 adoptó el euro y en teoría esa política debería haber cambiado, cosa que no sucedió, es más , aumentó en un 50% el gasto público; lo que sumado a corrupción y evasión fiscal reconocidas por el mismo gobierno griego, terminó provocando un déficit superior al 3% del PIB, aceptado dentro de las reglas del euro. Según expertos economistas en la actualidad el déficit está en alrededor del 180% del PIB y millones de griegos hoy están viviendo bajo la línea de pobreza. La tasa de desempleo en enero de 2017 alcanzaba al 23,5% de la población activa, frente un promedio de 9,5% en la zona euro, indicó Eurostat.

Grecia fue rescatada financieramente tres veces desde 2010 pero aún es un país extremadamente endeudado. Hace algunos días terminó una extensa ronda de negociaciones entre deudores y acreedores que duró casi tres meses y ya fue anunciado un nuevo acuerdo de refinanciación por el ministro de Finanzas griego Eclides Tsakalotos y confirmado por Bruselas.

Entre otros asuntos, las partes llegaron a acuerdos sobre recorte de pensiones, la creación de un superfondo de privatizaciones y se resolvió que no habrá una mayor liberalización de los despidos colectivos. Estas medidas deberán ser votadas el 22 de mayo por los Ministros de Finanzas de la zona euro. En lo referente a las pensiones habrá una 14ª reducción del monto de las mismas, de un  promedio del 9% según la agencia de prensa griega Ana y una enésima alza de impuestos que alcanza incluso a los más bajos salarios.

Para cumplir los requisitos el estado griego deberá ahorrar un 2% de su producto interno bruto a partir de 2019 y en ese mismo año, se comenzarán a aplicar los nuevos recortes en el sistema de pensiones, con los que se ahorrará una parte de lo planeado y a partir de 2020, una reforma fiscal hará que se ahorre otra parte.

¿Acuerdos viables o un dejà vu?

Estos son acuerdos técnicos preliminares, que se asemejan a un dejà vu de los anteriores rescates ofrecidos a Grecia por sus acreedores pero en opinión del ministro  Eclides Tsakalotos son «equilibrados y viables».

Pero según  los expertos de la eurozona, aún queda un obstáculo para lanzar esta nueva etapa:  un compromiso entre el FMI que no está de acuerdo con refinanciar la deuda si Grecia  si ésta no ofrece mayores muestras de austeridad y Berlín que acepta la buena voluntad del gobierno griego. Estas diferencias bloquearon cualquier avance durante meses y en estos últimos días de maratonianas reuniones, principalmente se buscó evitar el riesgo de cesación de pagos en julio, cuando Atenas deberá saldar más de 7.000 millones de euros de deuda.

Este primero de mayo miles de ciudadanos griegos se manifestaron por las calles contra los recortes y denunciando la intransigencia de los acreedores del país con un paro sindical de 24 horas y se anunció una huelga general para el 17 de mayo.

Valora este artículo