1/5 (1)

La Embajada de Israel en España ha mostrado su indignación después de que el consistorio gaditano haya suspendido su ciclo de cine israelí

Acusan al Ayuntamiento de Cádiz de practicar la «censura cultural» contra Israel | Actuall.com
Acusan al Ayuntamiento de Cádiz de practicar la «censura cultural» contra Israel | Actuall.com

Eva Tubío, Delegada de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, decidió ayer dar por finalizado el ciclo de cine israelí que la Embajada de Israel en España había puesto en marcha el pasado 26 de septiembre. Solo dos proyecciones han bastado para que el consistorio considere que el cine, el séptimo arte, contradice su posición en la campaña Espacio Libre de Apartheid Israelí en la que se viene incluyendo desde el 12 de agosto de 2016.

La Embajada de Israel en España ha mostrado su indignación al considerar que nada tiene que ver una cosa con la otra:

«La suspensión del Ciclo de Cine Israelí es un acto de censura cultural basado en criterios políticos, algo que nos recuerda épocas oscuras de la historia contemporánea».

Aunque desde Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía se ha apoyado unánimamente la decisión tomada por el Ayuntamiento de Cádiz al considerar que la disposición va dirigida a «las instituciones gubernamentales israelíes» y no al pueblo en sí, lo cierto es que la Embajada, pesarosa por lo que parecen «medidas al dictado de organizaciones antiisraelíes y antisemitas», opina que tal cancelación cultural mete aún más el dedo en la llaga y traba los procesos de paz entre los pueblos palestino e israelí:

«Tienen como objetivo demonizar no sólo al estado o al gobierno de Israel, sino también a todos sus ciudadanos y sus manifestaciones culturales, artísticas, etc.».

Además, el comunicado ve en la suspensión una traba para crear empleo en la provincia de Cádiz, más aún después de que el alcalde de la localidad, según dice la nota, hubiese convenido en un principio con la idea de invitar a empresarios israelíes para fomentar relaciones laborales entre las dos partes:

«Esta política sectaria y aislacionista va en contra del objetivo de atraer inversiones en la ciudad, siendo los ciudadanos de Cádiz los principales perjudicados.

Lo que está claro es que, al final, desde una perspectiva puramente cultural, ha sido el cine el que se ha quedado a medio hacer y la cultura en general la que paga los platos rotos: después de Buenos días, señor Fidelman, de Yossi Madmoni, y El diluvio, de Gay Nativ, los gaditanos no ya podrán disfrutar de El casamentero, de Avi Nesher y 2 Night, de Roi Werner. Una lástima.

 

Valora este artículo

54 Comentarios

  1. Todos lo q esta pasado en cataluña la culpa la tiene el gobierno de Cataluña y los separadista.la policía atua así por por culpas de estos fanáticos q busca pelea con la policía q son unos desarmado

  2. Claro, este imbecillllllllllllllll haciendo amigos, este cacho de mierda, que no sabe donde esta de pie, otro viviendo del cuento comunista, payaso , VIVA ISRAEL, MUERTE AL YIHADISMO Y UN BARCO PARA QUE SE VAYA PAL KICHI.

Comments are closed.