5/5 (2)

Mary Keitany y Ghirmay Ghebreslassie se hicieron con los primeros puestos de sus respectivas categorías en la Maratón de Nueva York sin ni siquiera dar opción a sus oponentes

Mary Keitany, Kenia, entró la primera en la Maratón de Nueva York
Mary Keitany, Kenia, entró la primera en la Maratón de Nueva York

África ha ganado, como suele ser habitual, la 40 edición del Maratón de Nueva York, el más conocido de todos los maratones que se celebran y, por ende, el que mayor popularidad adquiere. Más, si cabe, por haberse celebrado a las puertas de las jornadas electorales que también llevan dando la vuelta al mundo desde hace ya varios meses.

África no tiene rival

Mary Keitany, natural de Kenia, entró la primera en Central Park. La keniata no tuvo oponentes que le impidiesen hacerse con el título de campeona de la Maratón de Nueva York por tercera vez a lo largo de su trayectoria profesional.

Keitany coronó la prueba con un tiempo final de 2.24.26 horas, quedándose a escasos dos minutos de la marca de la prueba. La mujer, de 34 años, había declarado días anteriores que se encontraba en plena forma y que estaba «lista para llegar a Nueva York y defender mi título».

Y lo defendió muy bien. Tanto que sus dos principales oponentes, la segunda de la última edición de la Maratón de Nueva York, Aselefech Mergia, y Buzunesh Deba, también segunda en otras ediciones, tuvieron que conformase con llegar tras Keitany.

Por delante de ella en número de victorias, sólo la noruega Grete Waitz, que ganó en Nueva York cinco veces consecutivas entre 1982 y 1986.

Tras ella, el veinteañero natural de Eritrea, Ghirmay Ghebreslassie. El chico no tiene rival, lo que hace que apunte maneras para pasar a la Historia como uno de los más grandes corredores de maratones del mundo.

Ghebreslassie hizo una marca de 2.07.51 horas dejando tras de sí a los casi 50.000 corredores provenientes de 125 países que en algún momento pretendieron pisarle los talones. A todos, menos a Keitany.

A pesar de que días atrás afirmase que «desde que gané el maratón de Nueva York el año pasado, he mejorado bastante», Biwott no cumplió su sueño de coronar la de 2016, y se quedó con el mismo mal sabor de boca que saboreó en Río de Janeiro al verse obligado a abandonar a media carrera por un malestar estomacal.

La Maratón de Nueva York lleva celebrándose desde los años 70. Desde entonces, ya son más del millón las personas que han recorrido la Gran Manzana en busca de un triunfo ocioso para algunos, y profesional para otros.

Valora este artículo