5/5 (19)

A través de las diferentes expresiones artísticas, se tiene la oportunidad de hacer aflorar conflictos, , miedos, necesidades y anhelos, en especial cuando se valoriza la autenticidad por los estándares de la estética.

Arteterapia: las emociones a flor de piel
Arteterapia: las emociones a flor de piel

Para algunos autores el Arteterapia data de mediados del siglo XX y debe su nacimiento a Adrian Hill, quien en la década de 1930 estuvo recluido en un sanatorio para tuberculosos y descubrió que pintar le aliviaba y le ayudaba a sanar los síntomas del mal que padecía.

Investigaciones señalan que desde el mismo momento en que el hombre primitivo hizo uso de la pintura para representar la vida y las costumbres, se estaban dando los primeros indicios de la utilización del arte como medio para establecer una relación entre la conciencia del mundo interior y la expresión de las emociones.

Para Caño (2016) el Arteterapia :

«Se basa en la idea de que las representaciones visuales, objetivadas a través de los materiales de la plástica, contribuyen a la construcción de un significado de los conflictos psíquicos y favorecen su resolución»

En palabras de Izuel (2015) el Arteterapia es una disciplina de trabajo con la persona mediante herramientas artísticas y constituye un método que permite expresar la esencia del ser en base a sus potencialidades y no a sus dificultades, es una manera de demostrar la capacidad innata que se tiene dando espacio al «ser»para que se exprese.

Arteterapia para disminuir lo efectos del estrés, la depresión y la ansiedad

En la actualidad el Arteterapia es empleado por muchos profesionales tanto de la terapia física como mental. Se ha encontrado en estas técnicas una manera valiosa de obtener información a la que muchas veces no se accede solo a través del diálogo; esta modalidad de tratamiento está dirigida a colectivos con problemas de integración, con deficiencias psíquicas, o con enfermos psiquiátricos, entre otros; de igual manera se está empleando en el tratamiento de estados como el estrés, la depresión, la ansiedad, la fibromialgia o los trastornos alimenticios.

La pintura, la escultura, la danza, la música, las dramatizaciones, son algunas de actividades artísticas sobre las que se sustenta el Arteterapia. Los especialistas consideran que a través de estas expresiones el paciente tiene la oportunidad de aflorar conflictos, malestares, miedos, angustias, necesidades, frustraciones, anhelos, sueños.

En la rama de Arteterapia Gestal, es el autor de la obra quien interpreta el significado que tiene la misma en su condición de vida, el terapeuta orienta la acción dando consignas y facilitando el proceso creador mas no opina sobre el mismo. El autor puede, si así lo desea, compartir de manera verbal lo que su obra representa, sin embargo lo trascedente del trabajo está en el proceso creativo y no en el resultado del mismo.

En Arteterapia se asume que el proceso de la creación que privilegia la autenticidad por  sobre los estándares estéticos, es lo que permite al paciente «comprenderse» y llegar a su «ser interior». Igualmente se considera que la consolidación de competencias creativas para el arte propician habilidades innovadoras en otras áreas de la vida cotidiana; no obstante, siempre ha de tenerse en cuenta que la práctica y uso del Arteterapia demanda la presencia de un  profesional  de la salud mental capacitado para guiar y mediar, en caso de ser necesario, en el proceso interpretativo de la obra de arte elaborada.

Cameron (2004) aclara que el Arteterapia es una técnica que demanda de un espacio propicio para la creación, con diversidad de opciones y recursos materiales; de una planificación con tiempos flexibles y por sobre todas las cosas de acuerdos claramente establecidos entre el«artista» y el terapeuta (confidencialidad, exclusividad, pertenencia…).

Arteterapia: las emociones a flor de piel
Arteterapia: las emociones a flor de piel

Arteterapia y su poder paliativo

Según reportan varias investigaciones, el Arteterapia eleva la autoestima y conocimiento de sí mismo de quien la practica, ayuda a obtener una relajación activa beneficiosa para la salud, hace la expresión verbal mucho más sencillas, permite la expresión de emociones de manera espontánea y puede ser practicada por cualquier persona independientemente de su condición física, mental o emocional (Izuel 2015).

Ceballo, Vasconcellos, & Ferreira (2016) exponen los resultados de una investigación que realizaron en torno al los efectos de un programa de Arteterapia sobre los síntomas clínicos de pacientes con esquizofrenia. Los autores señalan que los encuentros fueron establecidos en doce sesiones, cada una de ella de dos horas de duración y con una periodicidad de dos veces por semana. La muestra intencionalmente seleccionada comprendió a dieciséis pacientes internos, de un sanatorio en donde la mayoría de la población carecía de apoyo familiar o social.

A pesar de que los resultados estadísticos pre y post intervención arrojaron muy leves mejorías, consideraron valiosa la experiencia dada las condiciones intrínsecas de la muestra. Finalmente señalan que si bien su investigación no arrojó datos contundentes, existen otros estudios que dan fe de los beneficios del Arteterapia en el tratamiento de pacientes con esquizofrenia.

Milnes, (2009) señala que la medicación para personas que presentan esquizofrenia o enfermedades mentales similares, no suele aliviar o hacer desaparecer del todo la sintomatología, es por ello que consideró realizar un estudio sobre Arteterapia y Esquizofrenia cuyo objetivo principal fue comparar los efectos de esta disciplina, ver sus la atención estándar y otras prácticas psicosociales. Ese estudio le permitió concluir que la Arteterapia permite al paciente explorar su mundo interior de una manera no amenazadora, a través de una relación terapéutica y del uso de materiales artísticos. Desde el punto de vista comparativo, pudo notar que las personas que asistieron a las actividades de Arteterapia presentaron mayores puntajes en la evaluación del programa de intervención que aquellas que asistían a otros tipos de ayuda.

Dumas & Aranguren (2013) realizaron una investigación documental orientada a recabar información confiable sobres los beneficios del Arteterapia, para ello incluyeron aportes teóricos, investigaciones empíricas con diseños cualitativos y cuantitativos y revisiones sistemáticas de bibliografía publicada, esto les permitió concluir que el Arteterapia, implementado en contextos seguros y confiables, favorece el desarrollo y el crecimiento personal, logrando un mayor bienestar y mejorando la salud física y psíquica de las personas.

Las múltiples disciplinas artísticas permiten diseñar una variedad de programas de intervención

Por otro lado, y como resultado de una revisión exhaustiva de estudios clínicos realizados sobre la incidencia del Arteterapia en el tratamiento de enfermedades, Collete  (2011), elabora una investigación sobre  Arteterapia en oncología en la cual se sostiene que se han documentado numerosos beneficios de esta práctica, algunos de los cuales son, una mejor expresión de las emociones, así como un aumento de la relajación y la comunicación. También contribuye a reducir el dolor y soportar las experiencias estresantes de la enfermedad, a promover la sensación de control, favorecer la autoestima, generar mayor entendimiento sobre la propia situación, ayudar a adaptarse y a encontrar sentido a lo que se vive, en términos generales contribuye a fomentar el crecimiento postraumático.

Arteterapia: las emociones a flor de piel
Arteterapia: las emociones a flor de piel

Las artes plásticas,  entre las que se  incluyen el dibujo, la pintura, la cerámica, el grabado, la escultura y la arquitectura; las artes aplicadas que comprenden el desarrollo de la modistería, la zapatería, la joyería, la cestería, la carpintería y el arte de lo culinario; las artes acústicas como  la música y la literatura y las artes de movimiento que incluyen el teatro y la danza en todas sus variantes, ofrecen al Arteterapia una amplísima variedad de actividades de las cuales se puede valer,

Cada una de estas expresiones artística se presta para diseñar una amplísima variedad de programas de intervención, los cuales dependerán de la edad y de las características e intereses de los destinatarios. En este sentido resulta importante aclarar que lo ideal es que cada programa contenga un espacio suficiente de flexibilidad.

Valora este artículo