Partido sin mucha historia dada la goleada en el partido de ida en el Camp Nou. Empate en Mestalla que deja al Barcelona como primer finalista de la Copa con un global de 1-8 en la eliminatoria.

Mestalla registró una de las entradas más pobres de su historia. |Foto: Twitter.
Mestalla registró una de las entradas más pobres de su historia. |Foto: Twitter.

El Barcelona presentaba para el partido de esta noche un once plagado de canteranos. La renta de siete goles, permitía Luis Enrique rotar y dar la oportunidad a los jugadores menos habituales. Sin Messi, Neymar ni Suárez sólo Rakitic era de la partida de entre los jugadores ‘top’. Además, Luis Enrique, presentó una alineación con defensa de tres.

Partido incómodo para el Valencia el de esta noche. Con un estadio de Mestalla casi vacío, el Valencia intentaría, al menos, dar la cara y evitar encajar otra goleada. En realidad, el partido importante de los chés es el del fin de semana, dada su complicada situación en la Liga donde roza los puestos de descenso.

Pese a las novedades en la alineación y la disposición, el modelo del juego del Barcelona no se desdibujó. El Valencia, sin nada que perder, se lanzó al ataque desde el comienzo sin mucha eficacia, aunque tuvo una ocasión tras un error de Ter Stegen que terminó en un córner intrascendente.

El Valencia, flojo en defensa y sin leer muy bien el planteamiento táctico del Barça, no presionaba arriba la salida del balón aprovechando la defensa culé de tres. Sin arriesgar mucho en ataque, tuvo las ocasiones más claras en los primeros minutos. Controló Negredo en el área, combinó con Piatti y éste, en lugar de disparar, intentó asistir a Santi Mina. Despejó Mathieu un gol cantado. Villalba, en el minuto 18, aprovechó la bajada de ritmo del Barcelona y probó suerte con un disparo lejano que se marchó, por poco, alto.

Rakitic y Munir eran el peligro blaugrana. El croata aprovechó el relax del encuentro para probar el tiro desde diferentes posiciones.

En el minuto 38, el hoy capitán del Valencia, Álvaro Negrero, encontró el gol que se le estaba resistiendo en los últimos encuentros. Pese a recibir y ejecutar mal el mano a mano con Ter Stegen, el Valencia se adelantaba en el marcador. Un balón lejano, pilló descolocada a la defensa del Barça y, tras dos remates, Negredo consiguió el primer tanto de la noche. Esta jugada cerró prácticamente los primeros 45 minutos.

El Valencia salió intenso en ataque en los primeros minutos de la segunda mitad. Negredo seguía cuajando una notable noche aunque sin tiros a puerta con peligro. La defensa de circunstancia del Barcelona respondía bien, con un nivel mínimo de exigencia dado el resultado global de la eliminatoria.

En el minuto 60, los pocos espectadores presentes en Mestalla, despidieron entre aplausos a Negredo, goleador del partido y primer cambio de Neville, pensando ya en el importante partido del sábado ante un Espanyol también en apuros.

Interrupciones por faltas y poca intensidad en el juego marcaron la segunda parte. En el minuto 65 Rakitic, como ya hiciera en la primera parte, probó sin suerte su disparo desde media distancia. Jaume, sin problemas, atajó el balón. Era el primer tiro del conjunto culé entre los tres palos tras la reanudación. Poco peligro en ataque del Barcelona en líneas generales.

El conjunto blaugrana, tras los cambios de Rakitic y Adriano, reestructuró el equipo con defensa de cuatro. El Valencia seguía intenso y probando suerte en ataque. Sin embargo, fue el Barcelona sin casi buscarlo, quien encontró el premio del gol en el minuto 39. Kaptoum fue el autor del tanto que ponía el empate en el marcador y el 1-8 en el global de la eliminatoria. En la jugada intervinieron los tres cambios de Luis Enrique (Kaptoum, Cámara y Douglas).

Empate a nada en Mestalla que deja al Barcelona como primer finalista de la Copa del Rey. Luis Enrique supera el récord de Guardiola de 28 partidos consecutivos sin perder.

Valora este artículo