5/5 (1)

La principal consecuencia de tomar el sol en verano sin proteger la piel es la aparición de un melanoma

– 

El cáncer de piel en verano
La principal causa del cáncer de piel es la exposición excesiva a los rayos solares.

Salir con los amigos, ir a la playa y a la piscina o salir de fiesta son algunos de los planes de los que podemos disfrutar en verano. Es por ello que el verano se convierte en una de las estaciones preferidas del año, aunque también peligrosa porque nuestra piel está en continuo contacto con los rayos solares.

La principal causa del cáncer de piel es la exposición excesiva a los rayos solares. Respecto a ello,  la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que el cáncer de piel se ha triplicado en España en los últimos años. Por lo tanto, no debemos abusar del sol. Las personas de piel blanca, cabellos rubios, ojos claros, con lunares, pecas o manchas, tienen más probabilidad de padecer este tipo de cáncer.

No obstante, hay otras causas que provocan el cáncer de piel como el agujero en la capa de ozono, el uso excesivo de cremas que deterioran la piel, así como el contacto con productos químicos perjudiciales para nuestra salud.

 

Diagnóstico

Un cambio en el aspecto de la piel, en el tamaño, una mancha roja, áspera o escamosa, son algunos de los síntomas de esta enfermedad. Ante cualquier cambio de este tipo que notemos en nuestro cuerpo, debemos acudir al médico para que nos realice una biopsia. A través de la muestra, analizará y comprobará si el tumor es maligno o no.

Para poder diagnosticar un cáncer de piel lo antes posible, podemos recurrir a lo que los profesionales llaman “El ABCD”:

  • Asimetría: la mitad del lunar, no se corresponde con la otra mitad
  • Bordes: el lunar tiene bordes irregulares, haciendo ondas
  • Color: su color no es uniforme y puede variar desde el marrón hasta el rojo o azul.
  • Diámetro: el lunar suele tener un diámetro de más de 6 milímetros

 

Prevención

Más vale prevenir que curar, y por ello hay que adoptar una serie de hábitos para evitar el cáncer de piel:

  1. Debes evitar exponerte al sol entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde, ya que los rayos solares son más fuertes y perjudiciales.
  2. Siempre que te expongas al sol debes aplicar un fotoprotector con un factor de protección como mínimo de 30. Aplica esta crema solar media hora antes de exponerte al sol y repite este proceso cada dos horas aproximadamente. Recuerda también proteger los empeines de los pies, las orejas o la parte posterior del cuello.
  1. Utiliza gafas de sol con protección 100% frente a rayos UVA para evitar daños en los ojos.
  2. La protección de los niños es muy importante y por ello, antes de los 3 años no es recomendable que estén expuestos directamente al sol. Hay que aplicarles protección solar a menudo y protegerlos de los rayos solares con gorras y gafas de sol.
  3. Los dermatólogos no recomiendan utilizar las camas bronceadoras o lámparas de sol ya que emiten rayos UVA y su uso conlleva riesgo de cáncer de piel.
  4. Es aconsejable explorar el cuerpo cada uno o dos meses por si hubiese algún síntoma de cáncer de piel.
  5. Recurrir a sombrillas, gorras y sombreros para evitar una exposición directa con el sol.

 

Por lo tanto, si queremos ponernos morenos, debemos hacerlo con moderación y cuidando siempre nuestra piel para evitar enfermedades. Además, las personas que ya han desarrollado este tipo de cáncer deber acudir a revisiones para que no vuelva a aparecer.

Valora este artículo