14 C
Madrid, España
lunes, octubre 23, 2017
se encuentra con un anciano vestido con ropas muy elegantes, largos cabellos y un raro sombrero verde que mojado y temblando de frío le pide asilo diciendo que se encuentra perdido.

El sombrero verde, los tres deseos y el sueño de vivir...

Mientras toma el habitual café de la mañana sobre la mesa encuentra un papel un tanto arrugado en el que alguien, agradece su hospitalidad dejándole como regalo su sombrero.
El hombre misterioso de la calle sin nombre

El hombre misterioso de la calle sin nombre

El hombre misterioso se yergue nuevamente y dirigiendo la mirada hacia donde está Julio, dándole a entender que siempre supo que estaba allí, levanta el brazo, le muestra la  llave con gesto de triunfo.
El secreto encanto de una biblioteca | Jarmoluk

El secreto encanto de una biblioteca

Buscan una mesa libre y se sientan todos menos uno. Un muchacho rubio, alto, que muy decidido se dirige a uno de los ordenadores
Selena había sido mi amiga del alma de toda la vida

No sabía qué me ocurría

Supongo que la vida es eso, absorber cada una de las cosas que te ocurren y sacar enseñanzas de ellas
Salomé

Salomé

No, nunca estuvimos enamorados el uno del otro. Él fue mi maestro y yo, por algún tiempo, fui su alumna destacada, pero no la única. Ni mucho menos la más lista
Y es que una vida tranquila muchas veces es salud

Mi historia interminable

Libertad nos habla de su carcel, de sus caminar errático por lavida
Pasión

Pasión

Pasión. En diciembre de 2014, este cuento fue publicado como finalista destacado del II Certamen de Microrrelatos Ciudad de A Coruña.
Esther ha llegado a mi vida llenándolo todo

Cuando la vida te sorprende

A mis treinta y cinco era virgen. Nunca había estado con mujer alguna y, de no ser por la ternura de mi ángel, me hubiera costado mucho dar este primer paso
En el metro

En el metro

En el metro de Madrid, Manuel Becerra, línea 2. Bajé a la estación y me senté en el andén, no iba a coger el metro. Quería saber qué iba a pasar.
Entonces apareció mi ángel, apareció ella, FridaEntonces apareció mi ángel, apareció ella, FridaEntonces apareció mi ángel, apareció ella, Frida

Andy & Frida

Entonces apareció mi ángel, apareció ella, Frida. Al terminar, me arrastró de la mano a su dormitorio y allí me llevé la sorpresa de mi vida