5/5 (1)

Dos cazatesoros inician un nuevo capítulo en la Historia para encontrar un tren nazi enterrado durante la Segunda Guerra Mundial.

Comienza la excavación en búsqueda de un posible tesoro en un tren nazi
Túneles del proyecto Riese en la actualidad

Este martes 16 comenzó la búsqueda de un supuesto tesoro escondido en un tren nazi en ruta ferroviaria que une las ciudades polacas de Wroclav y Walbrzych. Durante el periodo nazi, Adolf Hitler ocultó tesoros invaluables para la historia. Algunos nunca se han podido encontrar, mientras que otros estaban ocultos.

Encontrar uno de estos escondites es lo que quieren lograr dos cazatesoros, Andreas Richter y Piotr Koper, quienes están decididos a hallar un tren que se encuentra supuestamente cargado con más de 300 toneladas de oro y otros tesoros.

Esta noticia fue dada por los excavadores en agosto de 2015, cuando anunciaron la posible existencia del tren. Su ubicación se dio a conocer gracias a la ayuda de las señales que registraban en un radar de penetración terrestre.

Con los permisos obtenidos después de un año, se han comenzado las tareas de excavación.

Richter y Koper no sólo se guían por señales, sino alegan tener la ubicación exacta gracias una persona que trabajó en el camuflaje del mismo, quien dibujó un mapa de la ubicación antes de morir.

Las vías estarían continuas a las montañas cercanas al castillo Książ, en Walbrych, donde los alemanes construyeron el Proyecto Riese. Bajo este seudónimo se ocultaba un programa secreto por el que los nazis comenzaron a construir siete complejos de túneles.

Todavía no se han encontrado razón para su creación, que muchos de estos trabajos servían para esconder objetos o cuarteles. La emoción de Richter y Koper no ha disminuido. Por lo que, trabajan con un equipo de 35 entusiastas. Por ello, todos esperaban ver a ambos durante el primer día de excavación, pero asistió un portavoz, Christel Fockes.

«Las excavaciones son muy prometedoras y solo tenemos que encontrar una vía férrea que nos llevará a la entrada del túnel. Si el túnel existe, debería haber un tren ahí».

Por su parte, la universidad AGH de Ciencia y Tecnología de Cracovia, en Polonia, concluyó en la posibilidad de que no hubiese un tren nazi enterrado en el lugar señalado por los cazadores de tesoros. Así mismo, el gobierno polaco se ha pronunciado mostrando también sus dudas por el posible tamaño del tren.

El trabajo durará unos días, para poder acceder de forma segura sin alterar gases, pero si llegan a encontrar el tesoro sería uno de los descubrimientos de mayor relevancia que impactaría en nuestra historia nuevamente.

Valora este artículo