Sencillos trucos para ahorrar espacio en la maleta y sepas elegir bien qué debes llevarte estas vacaciones. ¡No te lo pierdas!

Sencillos trucos para ahorrar espacio en la maleta y sepas elegir bien qué debes llevarte estas vacaciones.
La maleta es nuestro peor enemigo en vacaciones…

Estamos en el momento más apropiado para comenzar los viajes de vacaciones y uno de los momentos más difíciles para esta increíble pero a la vez dichosa partida, es hacer la maleta. ¿Cuántos dejamos para el último momento hacerla? ¿Y cuántos no nos hemos olvidado de meter algo alguna vez?

Es de sobra conocido por todos los quebraderos de cabeza que puede llegar a darnos hacer algo tan simple como la maleta para viajar. No saber qué es realmente necesario y de qué podemos prescindir o cómo hacer para que la ropa no se arrugue son las típicas preguntas que siempre nos hacemos antes de las vacaciones.

Siguiendo unos trucos sencillos para ahorrar espacio en la maleta sin que se nos olvide nada nos facilitará el viaje y evitaremos preocupaciones innecesarias.

Lo primero y más importante es pensar qué nos queremos llevar. Saber qué prendas podemos combinar más de un vez y con cuáles nos sentimos más cómodos es fundamental a la hora de hacer la maleta.

Lo ideal sería elegir prendas que sienten bien, que sean perfectas para andar durante horas y vayan acordes con el clima del lugar que vayamos a visitar. Es importantísimo estudiar los días previos al viaje el tiempo con el que seguramente nos vayamos a encontrar para no equivocarnos en la elección de la ropa. Aunque nunca está de más meter algo de abrigo o de verano en la maleta por si acaso el tiempo de repente cambia.

A la hora de visitar monumentos religiosos hay que tener muy en cuenta la vestimenta que vayamos a llevar ya que no se puede llevar minifaldas ni los hombros descubiertos. Para evitar esto, lo mejor será llevar algún pantalón o falda que vaya por debajo de la rodilla y un chal o pañuelo para cubrir los hombros dentro del edificio.

Y si no puedes vivir sin complementos, apuesta por los que ocupen menos espacio como collares poco voluminosos pendientes pegados a la oreja o gorras y sombreros que puedan ir doblados en la maleta.

Pequeños consejos:

Lista de imprescindibles

Para no olvidarse de nada, lo mejor será hacer un listado de las cosas que deberán ir en la maleta y otro de las cosas que llevarás contigo en el bolso o la mochila. Lo mejor, es empezar de lo más básico a lo menos necesario. No olvidarnos de lo que llevaremos en el neceser, la ropa íntima o los secadores y planchas del pelo, y el maquillaje en el caso de las mujeres.

No dobles la ropa, ¡enrolla!

Consejos útiles para ahorrar espacio en la maleta
Consejos útiles para ahorrar espacio en la maleta.

Aunque parece contradictorio doblar la ropa puede quitarnos espacio. Una buena forma de ganar ese trozo de maleta que nos falta tan a menudo para viajar en los vuelos low cost es enrollándola. ¡No dobles, enrolla y ganaras ese preciado espacio que falta! Y evitaremos esas odiosas arrugas.

Para que las camisetas no se arruguen y no ocupen mucho espacio se pueden enrollar, incluso varias juntas para reservar más sitio en la maleta. También puedes doblarlas en pequeños rectángulos y después colocarlas en vertical para que entren muchas más. En cuanto a los pantalones, doblarlos dos veces dejándolos bien estirados o bien, enrollarlos al igual que las camisetas, nos permitirá ahorrar sitio y evitar arrugas.

Si llevas americana, métela al revés y enróllala para que llegue igual de planchada que cuando la metiste en la maleta. Y si llevas camisas, para que no se arrugue el cuello coloca los cinturones enrollados en él. O sino, colócalos estirados en la maleta.

Así conseguirás llevarte todo lo que quieras incluso dejando hueco para llevar algo extra que todavía no sabes con qué combinarlo o que sería ideal para una cena romántica o para una fiesta.

Rellena los zapatos

Aprovechar el calzado como zapatos, botines y deportivas rellenándolos con calcetines y colocándolos cerca de las ruedas de la maleta, en posición enfrentada conseguirás ahorrar espacio en los huecos que se forman en esa parte de la maleta.

Aprovecha todos los huecos

Otra manera de poder llevarnos todo aquello que necesitamos es utilizar todos recovecos que encontremos en la maleta. Por ejemplo, podemos utilizar los cuellos de las camisas para guardar los cinturones. Ahorraremos un preciado espacio y además conseguiremos que el cuello de la camisa no se nos deforme en el trayecto.

Prioridades

Otro buen truco para hacer las maletas es tener claras nuestras prioridades. Si vamos a la playa debemos saber que lo que principalmente necesitamos es la ropa de baño. Llevar todo lo esencial y después añadir los complementos necesarios es un buen consejo para dejar de llevar objeto que no necesitamos.

Consejos útiles para ahorrar espacio en la maleta.
Adiós al sufrimiento de hacer la maleta

Más consejos útiles…

Los cargadores de los móviles y la cámara irán más protegidos en una funda para las gafas y se puede guardar en cualquier hueco que quede libre, al igual que la ropa íntima.

La bolsa de aseo debe ser lo más pequeña posible. Lo mejor será meter en  botes pequeños el champú, la crema y el gel de baño para que la maleta no pese tanto y haya sitio para más cosas. Los frascos es mejor precintarlos con cinta para que no se derrame el líquido que lleva en su interior.  Y en vez de utilizar bolsas de plástico para guardar el calzado, llevarlo metido dentro de un gorro de ducha para que así no manche con la suela de los zapatos la ropa.

Para guardar la plancha sin que abulte mucho, lo mejor es meterla y rodearla de un guante de cocina para abrir el horno. En el caso de las mujeres, si queremos evitar que nuestras pinturas lleguen partidas será mejor ponerle un algodón dentro para protegerlo. Las horquillas podrán ir perfectamente en una cajita pequeña de caramelos. Una vez realizado todo el equipaje, no hay que olvidarse de meter un par de bolsas para ir metiendo ahí la ropa sucia.

Es hora de pasarlo bien haciendo la maleta y jugar un poco al Tetris con ella para ahorrar espacio y sacarle el máximo partido a la maleta. Con estos sencillos trucos ya no podrás pensar que hacer la maleta es un suplicio sino que conseguirás ser lo más práctico posible llevando todo lo que necesitas, sin necesidad de estresarte por ello.

Eso sí nunca te olvides de lo primordial; pasaporte, tarjetas de crédito, teléfono y cargador, sino no podrás ir a ninguna parte.

Valora este artículo