5/5 (1)

Tras un estudio a futbolistas retirados, se demostró los daños irreparables en el cerebro por el rugby en más del 90% de los casos

Daños irreparables en el cerebro por los golpes del rugby.
Daños irreparables en el cerebro por los golpes del rugby.

En septiembre de este año se realizó una investigación a 91 futbolistas retirados, los cuales arrojaron un número escalofriante, todo porque 87 de ellos sufrieron algunos trastornos provocados por los golpes durante su carrera en la NFL.

Estos hombres donaron sus cerebros a la ciencia para ser estudiados y resultó que fueron positivos de haber adquirido una enfermedad cerebral que se cree está relacionada con trauma repetido de la cabeza y contusiones.

Estos datos ya habían sido manejados por Omalu, neuropatólogo forense que descubrió el síndrome postconmoción cerebral, pero desde que comenzó a revelar algunas historias, fue censurado, así que este estudio sirvió para confirmar su teoría y seguir con su trabajo. que tanto daño causó a numerosos jugadores de fútbol americano, provocando incluso el suicidio de muchas estrellas de la liga NFL afectadas por el síndrome, como Dave Duerson y Junior Seau.

Los exjugadores sufrieron de Encefalopatía Traumática Crónica (CTE, por sus siglas en inglés), según informó el Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos con sede en la Universidad de Boston.

Tras la publicación de este estudio, los directivos y dueños de franquicias de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano) decidieron ponerse manos a la obra y modificaron un poco el reglamento con el fin de erradicar estos problemas de salud en los futuros futbolistas.

Entre las medidas tomadas se lleva a cabo una revisión pre y post partido, se prohibió rotundamente el golpe casco contra casco y algunas otras situaciones médicas que al parecer ayudarán a evitar estos problemas.

 

Concussion‘, la película que la NFL no quisiera que vieras

En la cinta, renombrada en España como ‘La verdad duele’, retrata a la perfección esta situación tanto el estudio de Omalu como la complicada vida de las estrellas de la NFL al finalizar su vida como profesional del rugby.. La película está dirigida por Peter Landesman y protagonizada por Will Smith quien da vida al Dr. Bennet Omalu, el neuropatólogo forense que descubrió el síndrome postconmoción cerebral. Concussion recoge la fuerza, los entrenamientos, los golpes y la dureza de este deporte, así como las trabas que pusieron grandes marcas, incluida la NFL, para que el estudio de Omalu viera la luz.

 

El caso de Jonathan Thomas

Con el estreno de ‘Concussion’ muchos profesionales, ya retirados, se han atrevido a compartir su experiencia. Uno de estos casos es el del galés Jonathan Thomas, retirado tras sucesivos golpes en la cabeza que, como el indica “me provocaron episodios de epilepsia pero no le di importancia”.

Thomas tiene sin funcionamiento la parte consciente de su cerebro lo que le provoca una constante sensación de mareo. No hace falta que los golpes recibidos dejen inconsciente al jugador, su consecuencia se desarrolla con el paso del tiempo como le ocurrió a él.

“Si me golpeaban, me levantaba. Es el pensamiento que siempre ha tenido mi generación, pero estar en el campo a cualquier precio es una mentalidad de gladiadores”, subraya Thomas.

Pese a padecer en el campo varios episodios de epilepsia, Thomas no se considera un imprudente,

“no sabía qué eran esos síntomas y estaba bien físicamente, así que no le di importancia. Los jugadores no entienden el riesgo. Los hay muy honestos con los servicios médicos, pero la mayoría hace todo lo que puede por no dejar un partido importante. Esto está cambiando porque hay más atención. Si se les informa desde jóvenes sobre los efectos secundarios, podrán tomar una decisión razonada. Los problemas de esta generación no tienen por qué ser los de la siguiente”, concluye.

Actualmente Thomas controla las secuelas a base de medicación que le evita tener convulsiones, quedarse inconsciente y poder llevar, en la medida de lo posible, una vida normal.

Pese a todo, Thomas hace hincapié en la defensa de “su” deporte,

“el rugby es un gran deporte y animo a cualquiera a jugar porque los beneficios superan con mucho a los riesgos. Solo hay que educar a los jugadores para que sepan cuándo salirse a la banda”.

Valora este artículo