Economía circular: Europa contra el “usar y tirar”

Bruselas aprobará el próximo dos de diciembre medidas para que en 2030 reciclemos el 70% de los residuos.

Europa apuesta por la economía circular.
Europa apuesta por la economía circular.
El planeta no da más de sí, o reciclamos o se agotan los recursos. Esta es la cruda realidad y el reto al que se enfrenta Europa, por ello el próximo dos de diciembre la Comisión Europea dará a conocer el nuevo paquete de medidas de cara a conseguir una Economía circular, reciclar lo que usamos en lugar de tirarlo. El objetivo es que en 2030 el 70% de los residuos vuelva a tomar vida en forma de un nuevo producto y para ello es necesario modificar la recogida selectiva de materiales, mejorando así la calidad del papel, plástico, vidrio o metal reciclados.

Actualmente el 80% de los recursos del planeta están siendo utilizados por solo el 20% de la población mundial, es una situación insostenible, las materias primas se agotan en el modelo actual de “economía lineal”, es decir, usar y tirar, una fórmula basada en el consumismo como motor de crecimiento económico.

A cambio, la “Economía Circular” se basa en producir bienes y servicios utilizando la menor cantidad posible de recursos, tanto en materias primas, como en agua o energía. Para lograrlo es necesario el consenso de todos, desde empresas y consumidores, hasta los gobiernos de todo el mundo.

El primer objetivo: reciclar la mitad de los recursos.

Desde la Unión Europea ya se están tomando medidas ambiciosas, tanto que se pretende que los europeos reciclemos el 50% de nuestros residuos en el años 2020, con diseños de nuevos productos que tengan una vida más larga, que se puedan desmontar, reparar, actualizar y convertir en nuevos servicios.

Pero los ciudadanos no pueden hacerlo solos, por eso la Fundación Economía Circular pide iniciativas que potencien el reciclaje y los impuestos pueden ser la clave. En concreto el IVA, el presidente de honor de esta fundación, Carlos Martínez Orgado planteó en julio durante un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, una fórmula novedosa: suprimir el IVA a los productos reciclados, pues este impuesto ya se habría pagado en el bien anterior.

Otra iniciativa es acabar con la llamada “obsolencia programada”, es decir, fechas de caducidad ya pensadas en la fabricación para que los consumidores tengan que tirar productos y comprar otros nuevos. En Francia, por ejemplo, se han aprobado varias leyes que contemplan penas de cárcel para los fabricantes (sobre todo de electrodomésticos y aparatos electrónicos) que incurren en estas prácticas.


Si la Unión Europea pone en marcha estas medidas verdes, los expertos calculan que el desarrollo de la economía circular supondría la creación de entre 600.000 y un millón de nuevos puestos de trabajo, de ellos unos 70.000 se crearía en España. Se trata de perfiles profesionales relacionados con el reciclaje y con la reutilización y reparación de productos.

En nuestro país ya se están dando algunos tímidos pasos, el pasado 6 de noviembre el Consejo de Ministros aprobó el Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos 2016-2022, conocido como Pemar, en él se trazan algunas líneas para fomentar la reutilización y el reciclado.

A principios de 2016, la ciudad de Londres contará con una hoja de ruta para avanzar la economía circular. El primer borrador señala una serie de objetivos claves sobre los que centrarse: áreas como la construcción e infraestructura, electricidad, textiles, alimentación y plásticos serán incluidos entre los temas denominados transversales.

Valora este artículo

Sobre Luz Fraile Gómez

Luz Fraile Gómez
Redactora. Periodista con más de 20 años de experiencia en distintos medios, tanto prensa escrita, como radio y televisión. Especializada en economía y siempre con ganas de aprender y compartir.
A %d blogueros les gusta esto: