5/5 (3)

¿Existe una guerra de cárteles de la droga y uno de los bandos trata de aniquilar a su contrincante con una medida como ésta? Amanecerá y veremos.

se asegura que esos billetes de cien son sacados del país con el fin de llevarlos a Alemania
Se asegura que esos billetes de cien son sacados del país con el fin de llevarlos a Alemania

Ante la falta de información sobre el escándalo que cubre el manejo de los billetes de cien bolívares, a los venezolanos sólo nos queda hacer conjeturas sobre el particular, en concordancia con los datos aportados por los voceros del gobierno.

En primer lugar está la decisión de Maduro, quien en horas del domingo, manifestó que, basándose en un decreto muy cuestionado de emergencia económica, había decidido anular el valor del billete de mayor denominación en la economía nacional, argumentando una supuesta guerra económica donde aparentemente se ubicarían todos y cada uno de los problemas de esta nación.

La explicación enreda a todos

En primer lugar, se asegura que esos billetes de cien son sacados del país con el fin de llevarlos a Alemania y otras naciones de Asia para transformarlos en dólares. ¿Cómo? No se sabe pero, de ser cierta esta afirmación, ¿con qué fin se le impide el reingreso al país si están destinados a ser transformados en otras naciones en moneda falsificada?

Por otro lado se escucha que es una argucia de los Estados Unidos de Norteamérica para desestabilizar la economía nacional al acumular nuestra moneda. Pero si esto es cierto, ¿por qué sólo los billetes de cien? ¿Es que acaso los billetes de 50, de 20, de diez, de cinco y de dos no tienen el mismo tipo de papel, pudiendo ser también utilizados para los mismos fines?

Otras preguntas que caben dentro de toda esta trama son: ¿Por qué esta medida a apenas tres días de aparecer el nuevo cono monetario? Si los órganos de inteligencia habían detectado esta anomalía desde hace tiempo, ¿por qué no se tomaron los correctivos en su momento?

En todo este enredo se asoma también la existencia de una presunta mafia colombiana que acumula los billetes venezolanos, tomando en consideración que sólo en dicha nación y en ciudades específicas como Cúcuta o Maicao, se recibe nuestra moneda. ¿Cuál sería el objetivo de esta captación de dinero venezolano? Una respuesta sería el intercambio comercial entre los dos países. Esto tendría como consecuencia la aparición y lavado de dólares surgidos, bien del narcotráfico, bien de la corrupción en el gobierno venezolano con los dólares del Dipro o los de Simadi.

Pero hay otro elemento a considerar

El Gobierno solicitó a los empresarios nacionales el uso de sus reservas en divisas para incorporarlos a la economía nacional, y muchos de ellos compraron dólares en el mercado negro que cambiaron, a su vez, en comida que inundó los supermercados de Maracaibo, Barquisimeto, Caracas y otras ciudades a precios internacionales, con lo que se presionó el valor de la divisa norteamericana hasta llegar a los niveles que hoy presentan.

Esto pudo transformarse también en una oportunidad para la legitimación de capitales, lo que impulsó a inversionistas a colocar sus dólares mal habidos en la economía nacional con la compra de alimentos y recuperarlos luego a precios exorbitantes que superaron los 4.000 bolívares por unidad, originando la fuga de los billetes de a cien que a partir de hoy tratarán de recoger.

Yendo más allá en las elucubraciones podríamos preguntarnos: ¿Existe una guerra de carteles de la droga y uno de los bandos trata de aniquilar a su contrincante con una medida como ésta? Amanecerá y veremos. Nada hay oculto bajo el sol. Algún día tendremos respuestas.

Valora este artículo