El año nuevo chino se celebra el 8 de febrero. En 2016 esta celebración china se conoce como el año del Mono de Fuego. Encuentros y fiestas con la familias y celebraciones a pie de calle abundan en China.

El Año Nuevo Chino llega el 8 de febrero de la mano del Mono de Fuego
El Año Nuevo Chino llega el 8 de febrero de la mano del Mono de Fuego

Son quince los días de fiesta que tienen los ciudadanos chinos y de otros países cercanos influenciados por esta cultura y este calendario lunar lo viven de una manera muy intensa. Para ellos hay tiempo para todo, para estar con la familia, para reunirse con los amigos, para cocinar o para salir a la calle. Las tradiciones y supersticiones están por todos lados y esos días no se da un paso sin pensar en ellas.

El primer día del comienzo del Año Nuevo Chino es tradicional no comer carne para tener una vida larga y plena. Es una manera de recibir a los dioses del cielo y la tierra. Ese día es el gran día de la danza del Dragón, punto culminante del Festival de la Primavera como también se conoce a este Año Nuevo.

El Dragón Chino es símbolo de sabiduría, cultura y riqueza. Es uno de los símbolos más importantes dentro de la cultura y tradición china. Durante la danza los artistas e intérpretes sostienen el dragón sobre postes haciendo al dragón subir y bajar dando la impresión que el Dragón “baila” a medida que van pasando entre la gente junto a los sonidos de gongs y tambores.

El León también forma parte del desfile, este animal de colores llamativos a diferencia del Dragón, suele estar manejado por un solo artista y va por las puertas de las casas donde los moradores han dejado un sobre rojo con dinero y una lechuga, símbolo de vida y riqueza. En el desfile que recorre las diferentes calles de las ciudades del mundo, pues no hay que olvidar que este desfile se organiza en numerosas de ellas, se hacen también exhibiciones de artes marciales y diferentes danzas.

En los días sucesivos del Año Nuevo Chino los niños y los antepasados son los protagonistas, se dedica un día para rezar a los antepasados y los niños rinden homenaje a sus padres. El quinto día es día de quedarse en casa, la mala suerte llegará si uno se decide a visitar a los familiares o amigos, así que toma buena nota si te encuentras en China en esos días.

En los días previos a finalizar la festividad del Año Nuevo se organizan ricas cenas para agasajar a la familia, además los agricultores muestran sus riquezas de la tierra y se hacen ofrendas al emperador de Jade.

La celebración del Año Nuevo Chino no habrá terminado si no se ha llevado a cabo el Festival de la Linterna donde los niños son los principales protagonistas llevando su linterna en la oscuridad de la noche.

Valora este artículo