5/5 (3)

16.000 civiles han huido de las zonas conquistadas en Alepo por Bashar Al-Assad en los últimos días, según informa Stephen O’Brien, máximo responsable de la ONU para Asuntos Humanitarios.

Sirios huyendo de Alepo.
Sirios huyendo de Alepo.

La caída de los rebeldes en el este de Alepo no significaría el fin de la lucha contra el presidente Bashar al-Assad, dijo a la BBC George Sabra, principal negociador de la oposición siria. Agregó, sin embargo, que haría más difícil cualquier esperanza de un acuerdo de paz.

El régimen sirio ha arrebatado a los insurgentes un tercio de los distritos dominados por los rebeldes desde que empezó la guerra en 2012. El asedio de Alepo, la que fuera la capital económica de Siria, comenzó en julio de este año. Los constantes ataques han debilitado a los rebeldes dejándoles sin munición, sin alimentos, sin hospitales y sin suministros.

Basar El Assad ha realizado una campaña exitosa. El régimen cortó a mediados de julio los suministros de los rebeldes que llegaban desde Turquía a través de la llamada carretera Castelo. Desde entonces, 250.000 civiles se han visto cercados en el frente oriental de Alepo.

Al Asad se apodera de las ciudades más importantes de Siria mientras que arrincona a los rebeldes en zonas rurales. Las fuerzas gubernamentales han reconquistado los distritos de Sakhur y Haidaria en el noroeste de Alepo, según informa el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. El régimen gracias a la adquisición de estos nuevos territorios podrá enlazar el aeropuerto con el centro de la ciudad, dejando aislados a 8.000 combatientes.

Con todo esto, Sabra piensa que “Alepo es un lugar importante para la revolución, pero no es el último lugar”. En este momento, tenemos tantos lugares bajo el poder del Ejército Libre Sirio”. Advirtió que la campaña militar emprendida por el gobierno sirio y sus aliados estaba “matando una parte del proceso político. Nadie puede pensar en soluciones pacíficas en estas circunstancias”, añadió.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que las facciones rebeldes habían perdido 12 distritos, de los cuales representaban el 40% de su territorio. Los analistas dicen que es un golpe devastador para los rebeldes. El Gobierno ha hecho progresos constantes en Alepo desde que Rusia intervino para apoyar al presidente Assad en septiembre del año pasado.

Ibrahim Abu Al-Leith, portavoz del grupo de rescate de Cascos Blancos en el este de Alepo dijo a la agencia de noticias AFP que” está habiendo un desplazamiento masivo. La gente está durmiendo en las calles, no tienen nada que comer ni beber”.

La ONU dijo que estaba “profundamente preocupada” y reiteró su llamamiento para que se permita la ayuda a las áreas afectadas. El grupo de supervisión del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que hasta 10.000 residentes huyeron a áreas occidentales controladas por el gobierno y un distrito del norte de Kurdistán.

Alrededor de 16.000 civiles han huido de las zonas ocupadas por el Ejército sirio en los últimos días y buscan desesperadamente refugiarse en áreas más seguras, según denunció hoy el máximo responsable de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O’Brien.

“Informes iniciales indican que hasta 16.000 personas han sido desplazadas, muchas en situaciones inciertas y muy precarias. Si los combates continúan y se expanden en los próximos días, seguramente habrá miles más que no tendrán más opción que huir“, indicó O’Brien en un comunicado.

“Estoy muy preocupado por el destino de los civiles como resultado de una situación muy alarmante y escalofriante en la ciudad de Alepo”, agregó.

Valora este artículo