4.17/5 (6)

El mundo de la moda no deja de ser noticia continua y oportunidad de negocio para muchos. El glamour, la belleza y la creatividad atraen.

Manuel de Gotor
Manuel de Gotor

Hace unos días Fashion Week Madrid fue portada junto a la Fashion Week Nueva York, Milán y actualmente París. Según palabras literales de Eva María Martín, organizadora y creadora de Fashion Weekend Sevilla, nuestra ciudad «no quería ser menos […]. Sevilla es referente mundial en moda flamenca. ¿Por qué no en pret-a-porter?».

Numerosos diseñadores a lo largo de la Historia han dejado su huella en la moda de forma diferente. Coco Chanel —la libertad es elegante—, Frida Kalho —la vida de esta pintora se ha convertido en fuente de inspiración de cientos de colecciones— o Charles Frederick Worthel primero en firmar sus creaciones como si de obras de arte se trataran.

En sus vidas, que describen una moda diferente, única y atemporal, es donde el estilo ecléctico que caracteriza todos mis artículos se nutre para describir y observar estos eventos que frecuento, no como profesional, sino como aficionada a la mayor tendencia del ser humano: crear y viajar.

Ante la confusión palpable en redes sociales por el nombre del evento, Fashion Weekend, pregunto muy directa a Eva María: ¿Es una iniciativa privada profesional? ¿Qué papel juega la Asociación Española contra el Cáncer? ¿Qué objetivos se persiguen en esta segunda edición?

Eva contesta rápidamente a mis preguntas. En su tono, la desilusión por falta de apoyo de los grandes del sector y de la Administración prima, algo que no alcanza a entender ya que Fashion Weekend Sevilla pretende ser plataforma de difusión para la moda y la ciudad en si misma:

«Más de cuatro años para llegar hasta el día de hoy. Gestiones, licencias, puertas cerradas una y otra vez… Hasta que en esta edición creamos la colaboración con la Asociación Española contra el Cáncer, por la que una parte del beneficio será destinado a la lucha contra esta enfermedad».

Gracias a este acto de solidaridad, diseñadores como Ágatha Ruíz de la Prada asistieron a la inauguración, y artistas de la talla de Andy & Lucas han actuado este fin de semana enriqueciendo el contenido de un encuentro en el que más de 30 firmas y diseñadores han dado a conocer su concepto de la moda.

Como siempre, al recorrer los diferentes puntos de venta del showroom, converso con diseñadores noveles. Noveles y no por ello jóvenes: la mayoría de personas persiguen el sueño de posicionar su faceta creativa compaginada con otros trabajos. Es aquí donde este evento se asemeja a todos los de moda. En este punto puedo asegurar que, con mayor o menor lujo, proyección o repercusión mediática, algo une a la moda: la perseverancia de aquel que la siente es infinita.

El diseñador Nelson Carreras tras el desfile
El diseñador Nelson Carreras tras el desfile

El difícil mundo de la moda

Diseñadores, modelos, fotógrafos, redactores, todos se unen en una declaración:

«Es un mundo difícil, competitivo, en el que muchos se pierden sin remedio intentando la perfección, llegando a olvidar la esencia de la moda»

Moda es libertad. Ciertas tendencias, tallas de maniquí y los cánones de belleza impuestos según país o cultura pueden llevarnos a no apreciar este arte como merece.

Disfrutar las múltiples posibilidades de creatividad de un tejido, su color, textura o caída nos lleva a una vía de escape en la que expresar cómo nos sentimos, qué soñamos, qué anhelamos. Lo dice una viajera impenitente, adicta a elegir destinos inimaginables que luego describe ayudada por los cinco sentidos, los mismos de los que se nutre la moda: vista —color—, oído —el roce del tejido—, tacto —la textura—, olfato y gusto —las telas huelen y saben a los países de su procedencia.

Maica 33

¿Qué más da cómo se denomine al evento?

No voy a entrar en prensa amarilla o en si Victorio & Luccino se han negado, así como otros grandes de la moda, a asistir. Ni siquiera en que Eva María Martín haya registrado la marca este año ante la polémica despertada y, ni por supuesto, en comparar el evento con alguna otra Fashion Week. Tan solo destaco, desde mi admiración hacia el sector, los desfiles, colecciones y esfuerzo realizados por aquellos que intentan que el mundo de la moda disponga de plataformas donde exponer nuevas creaciones.

Recordemos una vez más que Moda es vida y necesita reinventarse una y otra vez.

Valora este artículo