El contenido desvelado en uno de los informes de Wikileaks hace saltar las alarmas sobre si las reservas de agua mundiales tienen o no fecha de caducidad.

¿Tienen fecha de caducidad las reservas de agua mundiales?
¿Tienen fecha de caducidad las reservas de agua mundiales?

Hace tan sólo unos días saltaban las alarmas: uno de los informes de Wikileaks, concretamente el filtrado proveniente de una famosa empresa multinacional (concretamente la autodefinida como la mayor empresa alimenticia del mundo) ponía fecha de caducidad a las reservas de agua potable del mundo, esa misma que de forma cotidiana invade nuestros grifos y que encontramos en los bidones y sistemas de suministro Agua Edén. Esa misma agua potable, de seguir nuestro actual forma de vida y sin un programa adecuado de consumo responsable se acabará, concretamente en el 2050.

 

Un asunto por el que actuar de inmediato

Tal como ocurre con el cambio climático, el primer paso es la concienciación, y el segundo la actuación, la cual, -según las fechas obtenidas en el informe, que indica 2050 como año en el que el asunto ya será catastrófico pero marca en apenas ocho años (2025) como el inicio de la crisis  de escasez-, debe ser inmediata.

La multinacional estima que el límite superior de la extracción de agua potable sostenible es el de 12.500 km3 al año, cantidad que se ha visto superada debido al ya alarmante crecimiento de la población mundial y por la que en los ocho años que distan de 2025, comenzará a acuciar el problema sobre todo en el Medio Oriente, al norte de India, norte de China y occidente de EE.UU.

 

El consumo responsable como primera medida

El gigante de la alimentación indica cuatro estrategias a llevar a cabo:

  • La creación de un mercado virtual para agua;
  • La adopción universal para plantas genéticamente modificadas con mayor productividad y eficiencia acuífera;
  • La liberación del comercio global agricultor.

No obstante, estas medidas no están disfrazadas de unos altos intereses corporativistas que nada tienen que ver con la filosofía de preservación de los recursos naturales y cuidado al medio ambiente, como desvela el descarado y peligroso fomento del uso de transgénicos y del mercadeo de un bien de primerísima necesidad. Por lo que la primera medida debería ser un uso racional y adecuado de nuestro mayor recurso, el agua, tanto a nivel micro (desde evitar el derroche doméstico) como a nivel macro (controlando su uso agrícola e industrial).

 

¿Dónde se encuentran las grandes reservas de agua potable?

En España, la cordillera pirenaica y otros grandes picos como los de Sierra Nevada son las principales fuentes de obtención de agua de la más primerísima calidad, pero a nivel global, este imprescindible recurso lo encontramos mayoritariamente en las siguientes localizaciones:

  • Brasil: tener el río con mayor cauce recorriendo la gran mayoría de su territorio, el Amazonas, ya es garantía de poseer una auténtica joya en cuanto a gestión de agua dulce, pero no es la única: su participación en el acuífero Guaraní, uno de los mayores del mundo, le garantiza el primer puesto con la quinta parte de agua del planeta.
  • Rusia: otra quinta parte la posee el país más grande del mundo, territorio más que suficiente para albergar más de 2,5 millones de ríos y más de 2 millones de lagos.
  • Canadá: el mayor recurso con el que cuenta el país del arce son sus depósitos subterráneos, que le hacen contar con el 7% de las reservas mundiales.
  • China: el gigante asiático se asegura entre el 5 y el 6% de las reservas mundiales gracias 2.800 km3 de agua dulce.
  • Indonesia: no hace falta ser un país de extenso territorio para contar con grandes reservas. Indonesia, pese a estar compuesta por miles de islas, muchas de ellas de pequeño tamaño, cuenta con 2.530 km3 de reservas gracias sobre todo a las prominentes lluvias.

Valora este artículo

1 Comentario

Comments are closed.