5/5 (7)
  • Alejandro Rancho, una persona con muchos años de experiencia apoyando a las víctimas en accidentes de tráfico.

  • La Fundación Avata de ayuda al accidentado apadrina el uso de un pequeño aparato indispensable para la seguridad vial.

Alejandro Rancho, presidente de la Fundación Avata Hispania.
Alejandro Rancho, presidente de la Fundación Avata.

HHoy queremos, como no podía ser menos en esta sección, hablar de un pequeño dispositivo que podría jugar un papel muy importante en nuestra seguridad vial y consecuentemente, en nuestras vidas.

Aquí Actualidad ha tenido el privilegio de conocer de primera mano las virtudes de este pequeño aparato que, pese a su aparente simpleza, es increíblemente práctico.

Un nuevo aporte a la Seguridad Vial

El ímpetu domina el momento, y las condiciones, en algunos casos, no ayudan. De noche, la visibilidad disminuye, en medio de la calzada con el vehículo accidentado, la seguridad se reduce. Su nombre comercial es help-flash y aspira a ser el complemento perfecto de los actuales triángulos de señalización de averías por las ventajas que aporta.

Una lámpara compacta de pequeño tamaño que se puede guardar en la guantera del coche y que emite destellos intermitentes en color ámbar. Con la cadencia de la señal internacional SOS de advertencia de peligro, es visible a 1 kilómetro de distancia y tiene una batería con una durabilidad de hasta 5 años —dependiendo de su uso—.

Su sistema de adherencia por magnetismo evita además que el conductor tenga que salir del coche para advertir del peligro, reduciendo un riesgo de atropello que todos los años provoca decenas de muertes en toda España, especialmente en condiciones de visibilidad adversa.

Similar a los rotativos fijos de los vehículos de servicios —los que vemos en tractores de labranza, máquinas de limpieza de calles, grúas, etc.—, realizan una misión muy diferente. Su objetivo es señalizar el lugar de un accidente o avería sin pérdidas de tiempo, ya sea para nuestro auxilio o de terceras personas.

Incorpora también un segundo haz de luz blanca de 360º de alta potencia, que puede ser usada como linterna. Su sistema de sujeción magnético permite que el usuario pueda utilizar las dos manos, a diferencia de las linternas tradicionales, para solucionar situaciones cotidianas que suelen darse en carretera como revisar una rueda, el motor, etc.

“Es especialmente útil para personas con alguna discapacidad o con dificultades de movilidad, coches adaptados o motoristas y reduce considerablemente el tiempo de la maniobra de advertencia, que pasa de desarrollarse en 8 minutos aproximadamente, a hacerse en tan sólo 30 segundos”.

Empresa y creadores

Se trata de un dispositivo desarrollado por Netun Solutions a un precio muy asequible —ronda los 25 euros—, que consiste en una baliza luminosa de señalización de emergencias y que mejora con creces los actuales sistemas de advertencia.

La idea, cuya puesta en marcha ha llevado cuatro años e integra varias patentes tecnológicas, surgió de Jorge Torre, guardia civil en excelencia y uno de los cinco socios que forman parte del proyecto —Jorge Costas, Juan José Romero, Roberto Pérez Marijuán y Javier Romano—, ha comenzando a comercializarse en España este pasado mes de septiembre.

Hay que prevenir, y más…

Es el destino quien elige en cuestión de carreteras. Todos somos susceptibles a que nos pase cualquier cosa en los casi 200.000 kilómetros de pistas existentes en España.

Alejandro, a través de su fundación,  quiere humanizar el lado «más amargo» de las relaciones que una víctima de accidente tiene con su aseguradora pero, ante todo, buscar soluciones para evitar que se incremente en el número de estos accidentes —en muchas ocasiones por la ineficacia de los actuales sistemas de balización—. Por este último motivo ha atendido a nuestro requerimiento, proporcionandonos la información que le solicitamos.

Sin dar puntada sin hilo, es la forma de trabajar de Alejandro Rancho —fundador de esta organización—, que apadrina y apoya en su totalidad este proyecto. Él nos habla de sus cualidades:

“Help-flash calma esos nervios y permite que el accidentado sosiegue sin tener que poner en riesgo su seguridad. No hay que abandonar el vehículo para señalizar el accidente, cosa útil.

Este luminoso es similar a las luces rotativas de emergencia que utiliza la Policía en caso de emergencia. También se coloca fijo en el techo del automóvil con una sola mano y al contacto con la propia carrocería del vehículo.

Emite una señal visible en un radio de entre uno y tres kilómetros que permite que los usuarios perciban rápidamente y con exactitud cuál es la situación objetiva que se está produciendo frente a ellos. Menos riesgo y más facilidad”.

No es sencillo poner la razón a funcionar en los instantes que siguen a un accidente de tráfico. Hay que reaccionar para salvaguardar la seguridad de uno, pero también hay que velar por la del resto. La señalización de un vehículo accidentado necesita los cinco sentidos. No es fácil para nadie, y menos si la movilidad es reducida.

“Un problema de Seguridad Vial que afecta a la siniestralidad asociada a las paradas por avería o emergencia”.

La Fundación Avata, en colaboración con el resto de participantes en el proyecto, está trabajando para que Help-flash, la luciérnaga de la carretera, ofrezca la posibilidad de avisar al resto de los conductores vía app de su localización.

Más información/compra

 

Valora este artículo