5/5 (3)

Por estos días se vive una ola de reivindicaciones  económico sociales e independientistas en la zona del Rif con capital en Alhucemas.

Al Hogra- La indignación y la cólera de los rifenos
Al Hogra-La indignación y la cólera de los rifenos / foto: Alucemas Press

La lucha por reivindicaciones, comenzada en 2016, ha recrudecido en estos días y se ha puesto de manifiesto en protestas populares que piden autonomía para la región y reclaman dejar de ser los excluídos y los discriminados de Marruecos. Los rifeños tienen una historia independientista que está siempre presente. Alrededor de 1900 se constituyó la República del Rif que duró un breve tiempo, hasta que España y Francia se unieron en 1911, desembarcaron en Alucemas e invadieron el territorio.

El 18 de mayo pasado en Martil hubo una concentración, vigilada por la policía, donde se portaron banderas del Rif y al término grupos aislados se pasearon con esas banderas, lo mismo sucedió en otras ciudades donde viven rifeños, ya sean estudiantes o gente trabajadora. En la capital Alucemas se concentraron  el mismo día mas de 50.ooo personas manifestándose en contra de la corrupción y pidiendo mejor calidad de vida

«Al Hogra» es la palabra clave de la situación actual.

En Marruecos, no todas las ciudades disfrutan del mismo nivel socio-económico, pero en general, en todo el reino, los ciudadanos ven como algunos políticos utilizan las demandas sociales con fines de desestabilización sin importar la vida de la gente y expresan que la situación requiere fundamentalmente un cambio de actitud de quienes se ocupan de los asuntos públicos. Al Hogra es el término utilizado para definir la situación de marginación y exclusión e injusticia social  que sufren los rifeños de parte de las autoridades.

Aplicar soluciones que no se sustentan en el tiempo ya ha demostrado llegar al límite de sus posibilidades y muchos analistas políticos se preguntan si el estado marroquí tiene recursos humanos capacitados y calificados para superar los problemas que acucian hoy no solo en el Rif sino a todos los rincones de Marruecos.

Mientras continúan los discursos políticos, los marroquíes siguen sufriendo las consecuencias de la falta de solución a sus necesidades mas apremiantes, lo que crea un clima de gran disgusto entre la población.

El gobierno ha hecho un llamado al restablecimiento del orden, pero los rifeños denuncian una militarización de la región que vive prácticamente en una situación de toque de queda.

Pero en Rif, Casablanca, Safi, Laâyoune, Tadla, y Kelâat S’raghna las poblaciones quieren soluciones concretas a su problemática del empleo para los jóvenes, de la justicia, de la escolaridad y del mal equipamiento tanto para la salud como para la seguridad. En el Rif no hay hospitales y las personas enfermas deben recorrer muchos kilómetros para llegar a Tetuán donde hay un servicio hospitalario.

Todas cuestiones que ya no se pueden sostener con discursos. Los marroquíes entienden que Othmani y su equipo están encaminados hacia su fin político.

En este momento, el pensamiento de los ciudadanos marroquíes en general y de los rifeños en particular se ve con claridad reflejado en las redes sociales, como Facebook  y Twitter, que has pasado a ser un termómetro de la realidad.

.Aquí dos comentarios en Facebook, sobre un artículo publicado en La Nouvelle Tribune bajo el título: »Alucemas: Pero quién va a parar la cólera de los Rifeños» −Se mantiene en reserva el nombre de las personas que hicieron los comentarios–

»Reclamar sus derechos manifestándose es algo que nadie puede discutir. Pero levantar otra bandera que no es la de Marruecos es buscar división y eso no es un derecho, parece una actitud de gente manipulada. Marruecos ha sufrido mucho ya para lograr unir la patria y ahora está sufriendo. No es la división la que os devolverá vuestros derechos«

«Los pobladores de Alucemas (Rif) somos todos seres humanos. Es imprescindible simplemente que se resuelvan los problemas para que se pueda retornar a la paz. Que los rifeños de Alucemas que se han enriquecido con el tráfico de droga, repatrien sus millones que tienen en Marbella y se decidan a invertir en sus provincias. Yo soy un rifeño de Alucemas»

Ver en YouTube; Alucemas 18/05/23017  https://youtu.be/x8bUZgzBybA

Fuentes: H24; Alucemas.press

Valora este artículo