4.75/5 (4)

«Es un momento muy difícil para la literatura latinoamericana». Leonardo Padura ofrece un panorama poco halagüeño de cara al futuro de las letras

Padura: «Es un momento muy difícil para la literatura latinoamericana»
Padura: «Es un momento muy difícil para la literatura latinoamericana»

Leonardo Padura Fuentes, La Habana (Cuba) 1955, es un escritor y periodista de los más conocidos en lengua española, sobre todo por sus novelas policíacas del detective Mario Conde. En boca del propio autor, Conde «es un personaje desordenado, frecuentemente borracho, descontento y desencantado» que, arrastrado por la melancolía, hubiese preferido ser policía a escritor. Además, Mario Conde siente especial solidaridad con los escritores locos y borrachos.

Padura tiene desde 2012 la nacionalidad española y en 2015 fue galardonado con el mayor premio literario en nuestra lengua, el Princesa de Asturias de las Letras. Entre sus múltiples premios, caben destacar algunos más recibidos en España, como el Café Gijón 1995 y el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2014.

En recientes manifestaciones, el retratista contemporáneo de la sociedad cubana, como se le conoce, ha realizado una clara manifestación: «Es un momento muy difícil para la literatura latinoamericana». Según el autor, la fuerte crisis en España lleva a que cada vez se lea menos y se vendan menos libros. Esto, añadido a los problemas que atraviesan las pequeñas editoriales que se ven abocadas a diario a echar el cierre.

Una situación difícil para los escritores cubanos

Además, el mal momento literario que están pasando los países iberoamericanos, a excepción de México y Argentina, nos ofrece un panorama poco halagüeño de cara al futuro de las letras. De su país nos dice que «vive una situación bastante peculiar para los escritores», sobre todo si no dependen de un sello editorial de fuera de la isla.

Padura, que se dedica a dar su opinión sobre el tema en multitud de conferencias, afirma que «la tecnología emprendió una carrera sin avisar al resto de la sociedad de por dónde y cómo iban a correr». Este nuevo sistema —dice convencido el creador del detective Mario Conde— ha sido producido por «el paso de la era postindustrial a la digital, con regulaciones y características completamente nuevas e insospechadas hace veinte años», y que ha pillado muy a contrapié a la industria literaria.

El autor de El hombre que amaba a los perros, una de sus obras más premiada, dice estar enfrascado en su próxima novela, una obra que tendrá como escenario a la sociedad cubana, en la que se han producido algunos cambios visibles y que espera se agudicen en el futuro.

Valora este artículo