5/5 (2)

Victoria en el GP de Japón y tercer mundial para Márquez en la categoría reina, el quinto de su palmarés. En Moto2, Luthi y Bastianini en Moto3, fueron los otros ganadores en Motegi.

Márquez consigue en Motegi su tercer mundial de MotoGp. |Foto: Twitter @movistar_motogp.
Márquez consigue en Motegi su tercer mundial de MotoGp. |Foto: Twitter @movistar_motogp.

Era difícil pero no imposible. Se tenía que dar una sucesión de hechos en el GP de Japón para que Márquez consiguiera hoy su tercer mundial de MotoGP y así ha sido. “Es increíble no me lo esperaba, porque esta no es la realidad, que llegue cuatro carreras antes de acabar el título, sobre todo después de una pretemporada muy dura en la que se veía muy arriba la montaña, pero siempre me han enseñado, de pequeño, a confiar en mí mismo, como decía mi abuela, ‘hijo tu ve siempre hacia adelante pero con inteligencia’ y eso he hecho. Se lo dedico a mi abuela”, decía el tricampeón de MotoGP.

Márquez ha aprendido a correr bajo presión, más después de los incidentes del año pasado, ha sabido frenarse cuando era necesario y jugar sus bazas en cada Gran Premio. Y aquí está el fruto de su gran trabajo: tercer mundial en MotoGP, el quinto de su carrera deportiva. “Con 23 años ya tengo la mano izquierda (5 títulos), así que no me voy a parar aquí y voy a por la derecha”, admitió con una amplia sonrisa.

La carrera empezó muy bien para Jorge Lorenzo. Pese a la caída de ayer, salía tercero y enseguida tomó la delantera. Quería escaparse del grupo en uno de los circuitos que mejor se le dan. Márquez y Rossi no se despistaron y siguieron de cerca a Lorenzo.

Márquez mantuvo la calma y en varios tramos de la carrera tuvo el título en el bolsillo teniendo en cuenta la posición de sus rivales directos: Rossi y Lorenzo. No obstante, a falta de 21 vueltas Márquez atacó. Adelantó a Lorenzo y marcó dos vueltas rápidas. Rossi se impacientó en su Yamaha viendo que Márquez se iba y el mundial tocaba a su fin.

Rossi adelantó a Lorenzo en una fuga desesperada por dar caza a Márquez y se fue al suelo a falta de 18 giros. Volvió a pista pero la moto no respondía. Acabó la carrera para el italiano que tuvo que marcharse a boxes. Con su abandono, se daba una de las condiciones esenciales para que Márquez se convirtiera, de nuevo, en campeón del mundo: que el 46 de Yamaha no pasara de la 15º posición.

Márquez, junto a su hermano Álex, celebrando la victoria en Motegi y el mundial. |Foto: Twitter @movistar_motogp.
Márquez, junto a su hermano Álex, celebrando la victoria en Motegi y el mundial. |Foto: Twitter @movistar_motogp.

Con Rossi fuera de carrera, tan solo Lorenzo podía retrasar el alirón de Márquez. El balear, por detrás, mantuvo una dura batalla con Dovizioso y Aleix Espargaró. De acabar cuarto, también daba el mundial al piloto de Honda. Aleix Espargaró se desinfló con el paso de las vueltas y el mundial se alejaba para el 93. Sin embargo, en la curva 9 y a falta de 5 vueltas, Lorenzo de fue al suelo.

El equipo de Márquez le marcó en la pizarra a su paso por meta la caída de Lorenzo. Ya estaba hecho. Sus dos rivales estaban fuera de carrera. Sólo tenía que acabarla. Y así fue. No solo eso. Ganó en Motegi, un circuito a priori no beneficioso para su moto. Era campeón del mundo en MotoGP por tercera vez, en el mismo circuito en el que ya lo fue en 2014. Segundo fue Dovizioso y tercero Maverick Viñales.

El resto de españoles cruzó la línea de meta, Aleix Espargaró (4º)Pol Espargaró (6º), Álvaro Bautista (7º), Tito Rabat (14º) y Héctor Barberá (17º).

Moto2

Luthi logró la victoria en Moto2 en el GP de Japón.
Luthi logró la victoria en Moto2 en el GP de Japón.

Mala jornada para Rins en el GP de Japón tras su caída y el segundo puesto de Zarco. Del punto de diferencia antes de Japón, se pasa a los 21 tras la prueba de Motegi.

En un mal fin de semana en el que todo lo que podía salir mal salió peor, Rins partía desde la 22º posición. El dolor físico consecuencia de la caída en los libres, lastraría las opciones del piloto español para remontar. Y fueron precisamente esas ganas de mejorar y de acercarse a su rival, las que le llevaron a cometer un error en un giro de izquierdas a las primeras de cambio. Rins se fue al suelo pero pudo incorporarse a la carrera nuevamente. La situación era peor que al principio. Puntuar parecía un imposible ahora y su moto se había dañado en la caída.

Luthi, como durante todo el fin de semana, sería el gran rival de Zarco de Motegi. Él y Morbidelli consiguieron sobrepasar al piloto francés al que la caída de Lowes, el otro candidato al título, le tranquilizó para el resto de la carrera. Álex Márquez también probó el asfalto japonés. Las caídas, como en las jornadas de entrenamiento, volvieron a ser protagonistas el día de la carrera.

Fue una carrera tranquila para los cuatro pilotos que ocuparon las primeras plazas. Axel Pons, el único español que estaba teniendo suerte el Japón, también se fue al suelo. Sin embargo, Zarco quería más. Con la goma muy gastada se la jugó y consiguió adelantar a Nakagami y Morbidelli. Solo Luthi le separaba ya de la victoria en Motegi. Pese a su empeño, Zarco cruzó la línea de meta segundo. Victoria para Luthi en el GP de Japón. Completó el podio, Morbidelli.

Rins acabó 20º por lo que no tiene otra opción que recortar puntos en las siguientes carreras si quiere mantener vivas sus opciones para lo que resta de campeonato. Julián Simón, octavo, fue el mejor español. Xavi Vierge (11º) e Isaac Viñales (15º) completaron la terna de españoles.

Moto3

Bastianini ganó a Binder en Moto3 en un final de infarto.
Bastianini ganó a Binder en Moto3 en un final de infarto.

Enea Bastianini se llevó el triunfo en una apasionante carrera en Moto3 que se resolvió casi con la ‘photo finish’. Tan solo 17 milésimas separaron el triunfo de Bastianini de la segunda plaza de Binder gracias a un espectacular adelantamiento del piloto italiano en la curva 11.

Aunque fue una gran carrera, tuvo un principio accidentado. Migno, desde la pole, tomó el mando seguido muy de cerca por Binder y Bastianini. Por detrás, Navarro – tras tocarse con Mir- se fue al suelo, llevándose con él a Gabriel Rodrigo y McPhee, que nada pudieron hacer por evitar la caída. Navarro se dislocó el hombro tras el golpe y su cero en la carrera le aleja del subcampeonato del mundial.

Por delante, Binder recuperó el liderato y solo cinco fueron los pilotos que aguantaron el tirón del sudafricano: Bastianini, Migno, Bagnaia, Bulega y Ono. A falta de cinco vueltas, Binder tenía en su mano su sexta victoria de la temporada. La pelea por detrás le beneficiaba. Sin embargo, Bastianini tenía guardado un as bajo la manga. Se esperó a la frenada de la curva 11 y adelantó al campeón al mundo del que se defendió con uñas y dientes en la recta de meta, evitando que su rebufo diera a Binder el impulso que le faltaba para vencer. Primera victoria del año para Bastianini que se acerca al subcampeonato mundial. Navarro, tras su caída, se queda a 21 puntos. Ono, piloto local, logró el primer podio de su vida pero volvió a ser sancionado: descalificado por no dar el peso mínimo. Su lugar en el tercer cajón del podio fue para Bulega.

Joan Mir, noveno, fue el mejor español. Tras él, Albert Arenas (14º), Marcos Ramírez (17º), María Herrera (23º) y Juanfran Guevara (25º).

Valora este artículo