4/5 (3)

El objeto extraño no identificado de Marte ha desatado la polémica de nuevo: ¿Hay algo ahí?

Imagen original de la NASA. Fotografía de Marte tirada por el Spirit el día 454 de su estancia en el planeta rojo
Imagen original de la NASA. Fotografía de Marte tirada por el Spirit el día 454 de su estancia en el planeta rojo

Aprovechando el inmediato estreno de Independence Day: Contraataque, de Roland Emmerich, el asunto de la soledad del universo se pone de nuevo sobre la mesa. No es que haya dejado de ser actualidad, pero suele sumergirse en periodos de letargo que lo son para todos menos para aquellos pasionarios y estudiosos del tema. Esta vez, nada que ver con la filmografía: el asunto ha despabilado a raíz de una foto publicada por la NASA, que es un nombre que irradia prestigio por los cuatro costados. De esas reverberaciones, estas creencias.

En la fotografía en cuestión, que muestra la superficie planetaria, se observa un objeto no identificado que podría corresponderse con los restos de algún tipo de maquinaria extraterrestre, sí, pero también con fragmentos pétreos del planeta rojo. Incluso hay quien asegura que es el remanente de la puesta a punto de la propia nave de la NASA.

Lo más lógico, la roca.

La CNN ya publicó en enero de 2014 que había sido encontrada en Marte una roca blanca manchada de rojo oscuro en su parte central, que apareció y desapareció sin causa justificada. Un misterio espacial que Steve Squyres, científico que lideraba en aquel momento el programa Mars Exploration Rover, narraba entonces en una entrevista concedida a Elizabeth Landau, periodista de CNN España: «Las fotografías del afloramiento que mostraban la ausencia, y luego la presencia de la roca del tamaño de un pastelito, fueron tomadas con 12 días de diferencia. El rover no había pasado por ese lugar».

Y en junio de este mismo año, el Curiosity, el rover que lleva circulando por Marte desde el año 2012, encontró un mineral desconocido en el interior de otra de sus rocas sedimentarias: la tridimita: «Este hallazgo ha sido una sorpresa para los investigadores, pues la tridimita está generalmente asociada con vulcanismo silícico». La cama del mineral, por ser distinta a la que usualmente tiene en la Tierra, había hecho pensar a los investigadores que su consideración no merecía mucha cuenta. Error, ya que su descubrimiento obliga a cambiar posturas respecto a la historia volcánica del planeta rojo, «sugiriendo que en el pasado tuvo volcanes explosivos que condujeron a la presencia de este mineral».

Es lo más natural, pero no hay que olvidar que la lógica deja de tener aplicación real fuera del planeta Tierra.

Valora este artículo