5/5 (21)

La orientación psicoeducativa y la intervención  son dos opciones frente a la necesidad de resolver un problema escolar o  para el desarrollo de una comunidad.

¿Orientación psicoeducativa o intervención?
¿Orientación psicoeducativa o intervención?

El concepto «intervención psicoeducativa» abarca un conjunto de técnicas y estrategias de acompañamiento, basadas en las teorías del aprendizaje y del desarrollo evolutivo, cuyo objetivo fundamental es facilitar y optimizar ambos procesos dando impulso a las habilidades cognitivas y sociales.

Esta forma de resolución tiene una dimensión tanto preventiva como correctiva y se caracteriza por una visión holística del ser, comprensiva, ecológica, crítica y reflexiva que demanda ser llevada a cabo en un espacio acondicionado para tal fin y primordialmente de forma personalizada.

Se inicia con una evaluación psicopedagógica que sienta las bases de trabajo, expone objetivos claramente definidos y cronogramas detallados de lo que se hará y presenta una propuesta de acción. Se concibe y diseña bajo la forma de «Programa» e involucra un trabajo de apoyo familiar, social e institucional, así como la participación de un equipo multidisciplinario.

¿En qué consiste la ‹Orientación Psicoeducativa›?

En gran medida coincide con la intervención psicoeducativa constituyendo un proceso especializado de ayuda que lleva a cabo un profesional calificado, o un practicante supervisado por éste. Intenta implicar a profesionales, padres y a la comunidad, con un propósito correctivo, de prevención y/o de desarrollo.

Para algunos autores como Erausquin, Denegri y Michele, las definiciones de Intervención psicoeducativa como las expuestas anteriormente, dan cuenta de cierto grado de arbitrariedad, intromisión e incluso de invasión.

En opinión de los mencionados, tal acepción limita la visión que se pueda tener del usuario de la intervención, haciéndolo un ente pasivo incapaz de aportar a su propio progreso,  por ello optan por el uso del término «Orientación Psicoeducativa» concebida como un proceso de trabajo continuo, dinámico, integral e integrador, orientado a todas las personas, en todos los ámbitos, facetas y contextos que se dan a lo largo de la vida.

Implica también un carácter fundamentalmente social y educativo.  No sólo debe ayudar, sino también mediar, interrelacionar y facilitar distintos procesos de transformación y/o cambio social o personal.

La Orientación Psicoeducativa apuesta por la proactividad, el trabajo en equipo, la flexibilidad y el discernimiento de todos los involucrados en el proceso. Esta visión trae aparejado un modelo de programa más participativo. Es un proceso sistemático de ayuda, que tiende a la orientación y al apoyo mutuo.

Valora este artículo